Genarín, tras los ojos de un japonés que aterriza en León en Jueves Santo

  • León, 2 abr (EFE).- La nueva película "Bendito canalla", de Nacho Chueca, mostrará las vivencias de un japonés que aterriza en León un Jueves Santo por circunstancias del destino, sus pasos le dirigen hacia en barrio Húmedo y, al llegar allí, se ve inmerso en El Entierro de Genarín, han informado hoy los promotores del film.

Genarín, tras los ojos de un japonés que aterriza en León en Jueves Santo

Genarín, tras los ojos de un japonés que aterriza en León en Jueves Santo

León, 2 abr (EFE).- La nueva película "Bendito canalla", de Nacho Chueca, mostrará las vivencias de un japonés que aterriza en León un Jueves Santo por circunstancias del destino, sus pasos le dirigen hacia en barrio Húmedo y, al llegar allí, se ve inmerso en El Entierro de Genarín, han informado hoy los promotores del film.

Se trata de un curioso panorama para los ojos de un turista, que ofrece una nueva visión sobre la mitificación del personaje "Genarín, Genaro Blanco, un bebedor empedernido que murió atropellado la noche del Jueves Santo de 1929 por un camión de basura en León.

Este es una de las perspectivas de las que hace uso la película "Bendito canalla" que mañana llegará a las pantallas leonesas y vallisoletanas, una cinta en la que el juego de los tiempos han permitido a su director relatar esta historia octogenaria.

Desde entonces, cada año, sus compañeros de juerga y algunos cientos más que se unieron por el camino, celebran el Jueves Santo El Entierro de Genarín por calles de la capital en una procesión profana.

Mantener el mito en el tiempo demuestra que "es muy duro ser leonés" ha asegurado en rueda de prensa el actor que interpreta al turista japonés Naoki, Shin Yamazawa.

Aunque afincado en España desde hace 17 años, Shin fue en la vida real un testigo de excepción de esta historia, ya que llegó a León pensando que en el norte eran más serios y se encontró con que eran unos "cachondos", que han conseguido mantener el mito en el tiempo.

Su hijo le preguntó seriamente si de verdad quería trabajar en esta película, a lo que dio una respuesta afirmativa, después de pasar una 'casting' de locura con decenas de paisanos como contrincantes.

Ni siquiera conocía León, mucho menos a Genarín, por lo que la historia, al margen de su carácter interpretativo, es más real, puesto que ha sido rodada en directo durante tres años el Jueves Santo durante la popular procesión profana.

Esta película ha supuesto cinco años de rodaje y tres festividades de Jueves Santo recogiendo el entierro en tiempo récord, porque la procesión "va corriendo", ha exclamado Chueca.

"Ya les he dicho que vayan más despacio, que hacen el recorrido en dos horas menos de lo que llevaría" ha añadido.

Sin embargo la gente manda, "y si nos retrasamos hay gente que está esperando en el arco de la cárcel"(donde acaba)", ha replicado una de los personas que encarnan a los cuatro evangelistas de la Cofradía del Santo Padre Genarín, Fermín Carnero.

Carnero ha alabado la labor del equipo, "que ha reflejado el entierro exacto y sin variación", a través de una imaginación que ha conseguido elevar esta producción de documental a "una extraordinaria película", ha concluido.

La película de 92 minutos de duración está rodada en alta definición, para desentrañar tanto a Genaro Blanco como al Genarín-mito, una historia esperpéntica que en 2003 la productora del film, Asunción Blanco, propuso a Chueca cuando el director todavía no sabía ni quién era este personaje.

Para ello, parte de una adaptación libre de la novela de Julio Llamazares "El Entiero de Genarín" para descubrir la personalidad, hazañas y pendencias de este heterodoxo personaje, fundador involuntario de una de las más insólitas y divertidas liturgias que se celebran en el país.

Genarín está interpretado por el actor Roberto Gonza, cuya intervención carece de texto, los que le ha obligado a realizar un trabajo gestual que domina por su profesión de payaso.

Miguel Barajas, como Francisco Pérez Herrero; Luciano Sánchez en el papel de Luis Rico; Jesús Romero como Nicolás Porreto; Gregorio Rode, que representa a Eulogio Gafotas y Esperanza Hervás Arguellas, que interpreta a La Moncha, completan el elenco de actores.

Desde mañana, se podrá conocer la historia a través de la pantallas leonesas y vallisoletanas, ya que tras el pre estreno de esta tarde en León, mañana comienza a mostrarse en un circuito comercial pequeño que, de momento, sólo atañe a estas dos provincias, pero que se prevé alcance los cines asturianos, madrileños y barceloneses en un futuro no muy lejano, ha avanzado su director.