Gracias a la película que se filmó en sus calles, el cine llega a una aldea peruana

  • Lima, 25 abr (EFE).- La película peruana "El Premio", ganadora del Festival de Cine Peruano de París y seleccionada al Festival de Cine de Málaga (España), fue estrenada en el pueblo andino donde se filmaron gran parte de las escenas y donde, curiosamente, no hay salas de cine.

Gracias a la película que se filmó en sus calles, el cine llega a una aldea peruana

Gracias a la película que se filmó en sus calles, el cine llega a una aldea peruana

Lima, 25 abr (EFE).- La película peruana "El Premio", ganadora del Festival de Cine Peruano de París y seleccionada al Festival de Cine de Málaga (España), fue estrenada en el pueblo andino donde se filmaron gran parte de las escenas y donde, curiosamente, no hay salas de cine.

El escenario fue la plaza principal de Pariamarca, una humilde comunidad de 500 campesinos en la provincia de Canta, a tres horas por tierra desde Lima, donde anoche durante la proyección estuvieron presentes el director, el productor y la mayoría de actores del filme, que fueron a agradecerles a los lugareños por su acogida.

"El Premio" trata sobre un humilde profesor de Pariamarca que, tras ganar la lotería, decide visitar a su hijo, que vive en Lima y al que no ve desde hace diez años.

"Es una historia sobre la familia, sobre la relación de un padre con su hijo; es un drama humano y universal", puntualizó su director, Alberto "Chicho" Durant.

El estreno pudo realizarse gracias a la ONG Nómadas, que llevó su cine itinerante hasta este pueblo que, pese a hallarse muy cerca de la capital, carece de salas de cine, Internet y cualquier tipo de tecnología moderna, aseguró a Efe el presidente de esta comunidad, Antonio Oyaque Velazco, antes del estreno.

Precisamente, las características de Pariamarca de "poblado remoto" y la comodidad que supuso para el equipo grabar en esta aldea -por su proximidad con Lima- fue lo que llevó a Durant a elegir este poblado para grabar las escenas andinas que aparecen en "El Premio".

"Recorrí muchos lugares buscando el pueblo perfecto para la película hasta que llegué aquí y me enamoré de Pariamarca", destacó el cineasta.

Según el director, el estreno de la cinta en Pariamarca es un "acto de reciprocidad" con los lugareños por todo lo que les dieron durante el rodaje y por permitirles "llevar sus calles, tiendas, escuela, paisajes... por el mundo".

Durant consideró "fundamental" mostrar la película a los pariamarquinos porque, a su juicio, "la experiencia de verse a uno mismo es muy importante".

"El cine es una ventana hacia uno mismo y un acto de identificación; cada país necesita contar sus historias y pasiones y, por eso, es necesario el cine nacional", destacó.

Lo cierto es que los pariamarquinos se mostraron entusiasmados con la iniciativa y casi un centenar de ellos se acercaron (con más de una ahora de antelación) hasta la plaza, donde Nómadas instaló su pantalla móvil, para conseguir una improvisada silla y ver la película que se filmó entre sus hogares en noviembre de 2007.

"Nos sentimos muy orgullosos de que se haya elegido Pariamarca como escenario de una película y esperamos que sirva para que venga más turismo a nuestra comunidad y se conozcan más nuestros paisajes", apuntó el presidente de la comunidad.

La cinta peruana, que se estrena el próximo jueves en Lima, participa en la sección de Latinoamérica en el Festival de Cine de Málaga, que hoy dará a conocer a sus ganadores.