Guillermo del Toro produce "Cosas insignificantes", debut de Andrea Martínez

  • Madrid, 13 may (EFE).- La mexicana Andrea Martínez debuta como directora en "Cosas insignificantes", una película sobre las relaciones personales y los problemas de comunicación que, producida por el también mexicano Guillermo del Toro, llega esta semana a los cines españoles.

Guillermo del Toro produce "Cosas insignificantes", debut de Andrea Martínez

Guillermo del Toro produce "Cosas insignificantes", debut de Andrea Martínez

Madrid, 13 may (EFE).- La mexicana Andrea Martínez debuta como directora en "Cosas insignificantes", una película sobre las relaciones personales y los problemas de comunicación que, producida por el también mexicano Guillermo del Toro, llega esta semana a los cines españoles.

Esta cinta coral cuenta en su reparto con los actores españoles Carmelo Gómez ("Días contados" o "El perro del hortelano") y Lucía Jímenez ("Los 2 lados de la cama"), así como los mexicanos Bárbara Moi ("Amor, dolor y viceversa"), Fernando Luján y la joven Paulina Gaitán.

La película, presentada hoy en Madrid por su directora y el equipo artístico, crece a partir de tres objetos contenidos en una cajita de madera, en base a los cuales se entrelazan las experiencias de las personas a las que pertenecieron.

"Me atraen los objetos que tienen un valor emocional, porque son las experiencias humanas las que dan valor a las cosas", ha comentado Andrea Martínez, cuya intención a la hora de filmar "Cosas insignificantes" era trasladar esta idea "a los pequeños momentos de la vida, presentes por toda la película".

"Tengo un cofre, con cajones pequeñitos, lleno de cosas que me he ido encontrado por todas partes, sobre todo en los rodajes", ha contado Carmelo Gómez a modo de anécdota.

Esta cinta íntima y personal, evocadora de experiencias difíciles, participó en la última edición del Festival de San Sebastián, donde, en palabras de Martínez, "tuvo una gran aceptación, sobre todo entre el público más joven".

La cineasta mexicana ha contado para su debut tras las cámaras con el respaldo de Tequila Gang, la compañía del afamado director Guillermo del Toro ("El laberinto del fauno" o "El espinazo del diablo"). "A Guillermo le gustó el guión, y hablamos mucho sobre la forma de enfocar la película", ha explicado la realizadora.

El actor español Carmelo Gómez, que da vida a un hombre atormentado por un secreto que se siente incapaz de compartir con su pareja, ha definido la cinta como "dinámica, universal, especial". "Será unas de esas películas que tendré en mi currículum como un motivo de orgullo", ha asegurado.

Gómez, que no ha dejado de sonreír y bromear durante el acto, ha destacado su tendencia a "los personajes con conflictos internos". "Peno no me gustan aquellos que se convierten en meros espectadores pasivos, sino, como ocurre en esta película, que traten de resolver sus conflictos", ha argumentado.

Ubicada en Ciudad de México, Martínez ha hecho hincapié en la importancia "de poder rodar allí la película, ya que la ciudad simboliza la idea que trato de transmitir". "Puede ser un lugar con tráfico, violencia..., pero también maravilloso", ha añadido.

Para Gómez, la experiencia de rodar en la capital mexicana ha sido "fascinante". "Es una ciudad impresionante, casi mágica, con miles de contradicciones, y eso se transmite a la película", ha expuesto el artista.

"Cosas insignificantes" se presenta como un puzzle, con múltiples piezas que van encajando con el paso de los minutos: "Esa fue mi intención desde el principio. Me interesa la idea de la simultaneidad: uno vive su drama, pero, al mismo tiempo, muchos otros viven el suyo", ha comentado Martínez.

La película, como ha explicado la directora, no se estrenó con buen pie en el país azteca: "Salió en cartel una semana antes de la crisis por la gripe, que obligó a cerrar todas las salas de cine".

Con un brazo en cabestrillo por una reciente operación de hombro, Carmelo Gómez ha manifestado su predilección por papeles "que dejen un poso tras haber acabado de rodar". "Aunque hay películas que no te gustan demasiado, es muy difícil no gozar con este oficio", ha analizado.

Por su parte, Andrea Martínez ha cedido todo el protagonismo del resultado "a los actores", ya que ha calificado "Cosas insignificantes" como "una película de buenas actuaciones".