Heath Ledger resucita en las pantallas de Cannes

Heath Ledger resucita en las pantallas de Cannes

Heath Ledger resucita en las pantallas de Cannes

CANNES, 22 (Reuters-Ep)

'The Imaginarium of Doctor Parnassus', el último trabajo de Heath Ledger antes de que una letal, y dicen que accidental, mezcla de medicamentos acabara con su vida en enero del año pasado, se proyectó este viernes en Cannes fuera de competición. Una película que Ledger no llegó a terminar y que casi se queda en el cajón, según revela su director, Terry Gilliam.

El cineasta estadounidense asegura que cuando conoció la noticia de la muerte de Ledger lo primero que pensó fue abandonar el filme que apenas se había rodado hasta la mitad. Pero su círculo más íntimo y las personas a su alrededor lo alentaron a continuar y terminar la cinta. Algo que hizo con la ayuda de tres estrellas de Hollywood: Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell, quienes se encargaron de interpretar el personaje del fallecido Ledger en tres secuencias de la película. Unas colaboraciones estelares con las que Gilliam finalmente completó 'The Imaginarium of Doctor Parnassus'.

"Afortunadamente, estaba rodeado de personas realmente buenas que insistieron que dejara de ser un bastardo perezoso y que buscara la manera de terminar el filme para Heath", confiesa Gilliam que decidió usar tres actores en vez de uno para retomar el personaje de Tony porque esas escenas se desarrollan en un mundo imaginario a través de un espejo mágico.

UNA HISTÓRIA FANTÁSTICA

"Todas las personas del elenco y todos del equipo estaban determinados en terminar la película, y todos trabajaron mucho, por más tiempo, y de alguna manera lo logramos. Fue realmente (...) el amor de las personas por Heath lo que hizo que esto avanzara", apuntó el director de la cinta protagonizada por Christopher Plummer, que da vida a el doctor Parnassus, un hombre que ha vivido durante siglos después de hacer un pacto con el diablo, al que encarna por Tom Waits.

Curiosamente, el personaje de Ledger, Tony, es un hombre al que encuentran colgado de un puente y luego es resucitado por Anton y Valentina, miembros de un teatro ambulante tirado por caballos que tiene el poder de permitir que las personas ingresen al mundo de sus sueños. Una historia cargada de fantasía y efectos especiales que cuenta con el respaldo de la familia del actor australiano. "Fue importante para nosotros hacer un filme con una última interpretación de Heath vivo y sano y creo que a ellos les encantará", concluyó Gilliam.