Isabelle Huppert preside "con amor" el jurado del Festival de Cannes

  • Cannes (Francia), 13 may (EFE).- La actriz francesa Isabelle Huppert, que preside en la 62 edición del Festival de Cannes el jurado encargado de otorgar la cotizada Palma de Oro, aseguró hoy que se acercará a los filmes "con la intención de amarlos, no de juzgarlos".

Cannes (Francia), 13 may (EFE).- La actriz francesa Isabelle Huppert, que preside en la 62 edición del Festival de Cannes el jurado encargado de otorgar la cotizada Palma de Oro, aseguró hoy que se acercará a los filmes "con la intención de amarlos, no de juzgarlos".

Esta mirada "amorosa" de la doble ganadora del premio de interpretación en Cannes tendrá que encontrar intersección con percepciones a priori muy distintas: la de un director turco, Nuri Bilge Ceylan; una actriz estadounidense, Robin Wrigh; una artista de casta, Sharmila Tagore III, y la polifacética italiana Asia Argento.

James Gray, director que compitió en Cannes el año pasado con "Two Lovers", la enigmática actriz taiwanesa de "Millenium Mambo" Shu Qi; el cineasta y ministro de Cultura y Turismo coreano, Lee Chang-Dong, y el escritor y guionista británico Hanif Kureishi completan este plantel de jueces que hoy se reconoció en rueda de prensa dispuesto a enfrentarse sin prejuicios a las veinte películas en competición.

"Expresar por qué amamos algo ha sido siempre algo difícil", expresó gélida y vestida de Chanel la actriz francesa. "Es un debate añejo el de entender por qué te emociona una obra de arte", añadió.

Ella, al contrario que Sean Penn el año pasado, prefirió abrirse al arte y no buscar una voz política a reivindicar. "No quiero definir ninguna línea para otorgar el premio. Quiero sentarme a ver y a apreciar el cine en su concepto más noble", explicó la protagonista de "La pianista".

"Entregaremos el premio a la película que más fuerte nos haga latir el corazón", rubricó Robin Wright, que se mostró hierática ante tantas menciones de los periodistas a Sean Penn, del que se divorció recientemente.

"Como artista, tengo que reconocer que los premios me parecen algo horrible... menos cuando ganas uno", bromeó por su parte Kureishi, autor de guiones tan sensibles como "Mi hermosa lavandería" o "Venus", quien reconoció que "por los grandes nombres que ha reunido, esta edición de Cannes será recordada como clásica".

Efectivamente, Haneke, Almodóvar, Lee, Campion, Tarantino, Bellocchio y Chan-wook, entre otros, son autores que llenan un concurso que promete ser de alto nivel y con poca opción a un veredicto innovador o disparatado.

"Estoy deseando ver qué visiones del mundo de hoy nos dan directores tan distintos", aseguró Kureishi, mientras Gray confesó: "No veo tantas películas en tan poco tiempo desde que tenía 19 años".

Nuri Bilge Ceylan, cuyo cine contemplativo ha sido reconocido en Cannes a través de títulos como "Uzak (Lejano)", fue más autocrítico con sus labores como juez de un festival.

"Tengo un conflicto al respecto, porque no me fío de mí mismo. Sé que películas que no me gustaron la primera vez luego se convirtieron en títulos importantes en mi vida", advirtió.

Finalmente, desde Bollywood, Sharmila Tagore III, descendiente de Rabindranath Tagore, afirmó que lo que sí pueden garantizar "es que veremos cada película con la honestidad y la dedicación con las que han sido realizadas".