La cinta brasileña "À deriva" llega a Cannes apadrinada por Vincent Cassel

  • Cannes (Francia), 22 may (EFE).- Dirigida por Heitor Dhalia y con poderosa influencia de Fernando Meirelles, el drama familiar "À deriva" se presentó hoy en el Festival de Cannes con un pasaporte privilegiado: el que le otorga tener en su reparto al actor francés Vincent Cassel.

La cinta brasileña "À deriva" llega a Cannes apadrinada por Vincent Cassel

La cinta brasileña "À deriva" llega a Cannes apadrinada por Vincent Cassel

Cannes (Francia), 22 may (EFE).- Dirigida por Heitor Dhalia y con poderosa influencia de Fernando Meirelles, el drama familiar "À deriva" se presentó hoy en el Festival de Cannes con un pasaporte privilegiado: el que le otorga tener en su reparto al actor francés Vincent Cassel.

"Me encanta Brasil, su cine, sus directores como Fernando Meirelles, Walter Salles o, a partir de ahora Heitor Dhalia. De hecho, estoy pensando en dejar Francia", bromeó en portugués Vincent Cassel en uno de los pases de la película, que se ha proyectado dentro de la sección oficial "Un certain regard".

En "À deriva", el actor de "El odio" (1995) debuta en el cine brasileño interpretando a un escritor de éxito francés afincado en Buzios, cerca de Río de Janeiro, a principios de los años ochenta.

Al contrario que la mayoría de los retratos de literatos en la pantalla, no es la crisis creativa la que le afecta, sino la crisis familiar, ya que le cuesta asumir responsabilidades como marido y como padre.

Dhalia, junto con los actores Debora Bloch, Laura Neiva y Caua Reymond, estuvo en Cannes defendiendo la película, que supone toda una experiencia sensorial gracias a la vibrante fotografía de Ricardo Della Rosa, de grano gordo y colores cálidos, que ha caracterizado el mejor cine brasileño de los últimos años.

Sin embargo, "À deriva", a diferencia de lo que suele exportarse del cine brasileño, evita la temática social para centrarse en esta familia acomodada con una hija mayor, Filipa, en plena adolescencia.

Filipa comienza el proceso de desmitificación de las figuras paternas y descubre que ellos, como también le sucede a ella, gestionan con dificultad su vida sentimental.

"Estar en Cannes es un sueño para nosotros", explicó Dhalia, natural de Pernambuco y que pudo comprobar la calurosa acogida de su cinta, pese al notorio cambio de tono que supuso en la dinámica experimental y social de "Un certain regard".

Y es que "A deriva" suma a los elementos estéticos del cine de Meirelles la trama familiar más cercana, con el formato de la telenovela que aporta Dhalia, que ya prepara un nuevo proyecto bajo el nombre de "Una mujer, un arma".

Para la película que ahora estrena, que se asegura las ventas internacionales con la distribución de Universal, decidió recurrir a los años ochenta por ser una época de grandes cambios en su país, afirma, lo que hace que al cambio hormonal y físico de la protagonista se sume una especie de adolescencia generalizada de Brasil en su conjunto.

Pero para realizar el filme, no cabe duda de que Dhalia recurrió a conceptos de actualidad: encontró a la debutante Laura Neiva a través de una red social en internet y globalizó el proyecto al contar con Vincent Cassel, que compareció en Cannes con la cabeza rapada pero causando menos revuelo que su esposa, Monica Bellucci, días antes.