La pistola de "Blade Runner" y el vestido de "Gilda", a subasta

  • Los Ángeles (EEUU), 30 abr (EFE).- La pistola de Harrison Ford en "Blade Runner", la capa que lucía el "vampiro" Bela Lugosi y la máscara de la terrorífica "La mujer y el monstruo" protagonizarán a partir de hoy una subasta de ciencia ficción de Hollywood, un género muy rentable a la hora de vender recuerdos.

La pistola de "Blade Runner" y el vestido de "Gilda", a subasta

La pistola de "Blade Runner" y el vestido de "Gilda", a subasta

La pistola de "Blade Runner" y el vestido de "Gilda", a subasta

La pistola de "Blade Runner" y el vestido de "Gilda", a subasta

La pistola de "Blade Runner" y el vestido de "Gilda", a subasta

La pistola de "Blade Runner" y el vestido de "Gilda", a subasta

Los Ángeles (EEUU), 30 abr (EFE).- La pistola de Harrison Ford en "Blade Runner", la capa que lucía el "vampiro" Bela Lugosi y la máscara de la terrorífica "La mujer y el monstruo" protagonizarán a partir de hoy una subasta de ciencia ficción de Hollywood, un género muy rentable a la hora de vender recuerdos.

La empresa Profiles in History pondrá a disposición de los participantes en la puja más de un millar de objetos y recuerdos relacionados con la industria del cine, entre ellos el vestido negro de Rita Hayworth en "Gilda" (1946), de los que espera obtener alrededor de 3 millones de dólares.

Entre los productos que saldrán a la venta estará la colección de artículos de terror de Forrest Ackerman, un escritor y amante del género de terror residente en Los Ángeles que murió en diciembre pasado a los 92 años.

Esa casa de subastas se ha convertido durante los últimos años en un referente internacional en la comercialización de "souvenirs" de producciones futuristas, sobrenaturales o fantásticas.

Por sus pujas pasaron el casco de Darth Vader de la saga "Star Wars", las tablas de "Los Diez Mandamientos" (1956) o la chaqueta de Spock (Leonard Nimoy) en la serie "Star Trek", que alcanzaron 70.000, 63.000 y 132.000 dólares respectivamente.

En esta ocasión, la estrella de la subasta será la pistola usada por Harrison Ford en la futurista "Blade Runner" dirigida en 1982 por Ridley Scott y con la que el protagonista trataba de frenarle los pies a los "replicantes".

Considerada por Profiles in History el "santo grial" de las armas de ciencia ficción, el revolver podría alcanzar 150.000 dólares.

Junto a la pistola se subastarán otros 15 objetos asociados a esa producción, como dos placas de policía, la chaqueta del filme usada por Scott, o un guión original.

La colección de Forrest Ackerman aportará la máscara de "The Creature from the Black Lagoon" ("La mujer y el monstruo", 1954), el rostro del terrorífico anfibio cinematográfico hallado por unos exploradores en el Amazonas que al igual que King Kong termina enamorado de una mujer que va en el grupo y la secuestra.

La careta verde se tasó entre 60.000 y 80.000 dólares para la subasta, muy por encima del precio que se espera alcanzar de la capa usada por el actor Bela Lugosi en "The Whispering Shadow" (1933), "El cuervo" (1935) y "El regreso del vampiro" (1944), que se pondrá a la venta entre 15.000 y 20.000 dólares.

El anillo de Lugosi en "Drácula" (1944) podría subir hasta los 30.000 dólares.

Una reproducción de 1976 del robot metálico de "Metrópolis" (1927) de Fritz Lang rondará los 12.000 dólares, mientras que el vestido de Rita Hayworth en "Gilda" estará entre 30.000 y 50.000 dólares.

La subasta se celebrará hoy y mañana en Calasbasas, en Los Ángeles, aunque se podrá pujar a través de internet.

El atractivo de esta subasta será sin embargo menor que el que produjo la realizada el pasado mes de diciembre por Profiles in History, cuando puso al alcance de los fanáticos de los recuerdos del cine de ciencia ficción la famosa espada láser de Luke Skywalker en las dos primeros filmes de la saga galáctica "Star Wars".

El arma Jedi fue a parar a las manos de un fanático de las películas de George Lucas por 240.000 dólares.

En aquella subasta se recaudaron 3,5 millones de dólares en recuerdos "made in Hollywood", gracias también a los 120.000 dólares obtenidos por el casco del robot C-3PO en esas películas o los 72.000 dólares por los que se cerró la puja por la ropa de Marlon Brando en "Superman" (1978).

Esa misma casa de subastas dio salida a la cabeza original de Chewbacca de "Star Wars" por 100.000 dólares en 2007 y en 2003 despachó la chaqueta de cuero de Arnold Schwarzenegger en "Terminator 2" (1991) por 46.000 dólares.