La última interpretación de Ledger llega a Cannes

La última interpretación de Ledger llega a Cannes

La última interpretación de Ledger llega a Cannes

CANNES, Francia (Reuters) - El último trabajo interpretativo del australiano Heath Ledger, antes de su muerte por una sobredosis accidental de fármacos en enero de 2008, casi se quedó fuera de la pantalla grande, dijo el viernes el director Terry Gilliam.

Tras conocer la noticia sobre la muerte de Ledger en Nueva York, lo primero que pensó el director estadounidense fue abandonar la película "The Imaginarium of Doctor Parnassus", que apenas se había completado hasta la mitad.

Pero las personas a su alrededor lo animaron a continuar, y con la ayuda de los actores Johnny Depp, Jude Law y Colin Farrell, que interpretó al personaje de Ledger en tres secuencias de sueño, Gilliam finalmente completó su película.

"Afortunadamente, estaba rodeado de personas realmente buenas que insistieron en que dejara de ser un bastardo perezoso y que buscara la manera de terminar el filme para Heath", dijo Gilliam a la prensa en el Festival de Cine de Cannes, donde la película realizó su estreno mundial fuera de la competencia.

Gilliam decidió usar tres actores en vez de uno para completar el papel de Tony, lo que fue posible porque entran a un mundo imaginario a través de un espejo mágico.

"Todas las personas del elenco y todos del equipo estaban determinados a terminar la película, y todos trabajaron mucho, durante más tiempo, y de alguna manera lo logramos. Fue realmente (...) el amor de las personas por Heath lo que hizo que esto avanzara", señaló el director.

Ledger encarna a Tony, hallado colgando de un puente y luego revivido por Anton y Valentina, miembros de un teatro ambulante tirado por caballos que tiene el poder de permitir que las personas ingresen al mundo de sus sueños.

Christopher Plummer protagoniza el filme como el doctor Parnassus, un hombre que ha vivido durante siglos después de hacer un pacto con el diablo, interpretado por Tom Waits.

El diablo planea llevarse a su hija Valentina al cumplir los 16 años, pero le da una última oportunidad a Parnassus para salvarla.

La acción se traslada de las calles de Londres y el interior de un viejo vagón hasta los fantásticos paisajes cargados de efectos especiales que representan las imaginaciones de las personas.

La familia de Ledger, que según Gilliam apoyó el filme, aún no lo han visto.

"Fue importante para nosotros hacer una película con una última interpretación de Heath vino y sano y creo que a ellos les encantará", sostuvo.