Las joyas de Grace Kelly y María Félix deslumbran a los japoneses

  • Tokio, 13 may (EFE).- Una exposición de joyas de Cartier, que reúne en Tokio las creaciones de este exclusivo joyero francés para personajes como Grace Kelly, Jacqueline Kennedy o la actriz mexicana María Félix, espera recibir unas 100.000 personas en dos meses.

Las joyas de Grace Kelly y María Félix deslumbran a los japoneses

Las joyas de Grace Kelly y María Félix deslumbran a los japoneses

Tokio, 13 may (EFE).- Una exposición de joyas de Cartier, que reúne en Tokio las creaciones de este exclusivo joyero francés para personajes como Grace Kelly, Jacqueline Kennedy o la actriz mexicana María Félix, espera recibir unas 100.000 personas en dos meses.

Desde su apertura el pasado 28 de marzo en el Museo Nacional de Tokio, esta muestra con 276 de las creaciones maestras que Cartier diseñó durante más de 160 años ya ha recibido a cerca de 70.000 visitantes, explicó hoy a Efe un portavoz.

"Historia de... Memorias de las Creaciones de Cartier" recoge en dos pisos los complementos millonarios preferidos de la princesa Grace de Mónaco, la ex primera dama estadounidense Jacqueline Kennedy o la actriz italiana Monica Bellucci.

Además de las joyas, colocadas en vitrinas donde las acompañan hologramas con fotografías de quienes fueron sus propietarios, destacan una pitillera de plata que el primer ministro británico Winston Churchill regaló a su hijo o un reloj del protagonista de "Lo que el viento se llevó", Clark Gable.

En una de las salas, alumbradas casi únicamente por el resplandor de los diamantes, esmeraldas y rubíes, están algunas de las joyas preferidas de María Félix, "La Doña", entre las que destacan dos collares, uno con forma de serpiente y otro con dos cocodrilos entrelazados.

"Dicen que la actriz envió a Cartier sus dos cocodrilos bebé en un envase para que le hiciera exactamente el mismo collar", aseguró Ayumi Suzuki, portavoz de la muestra.

La exposición, que fue creada especialmente para Japón por el diseñador Tokujin Yoshioka, forma parte de los eventos conmemorativos de los 150 años del Tratado de Amistad y Comercio entre Japón y Francia.