Lo que siempre quisiste saber y nunca te atreviste a preguntar sobre Star Trek


Etiquetas

Star Trek es una de las sagas más famosas de la historia, pero ¿aún no sabes de qué va el tema? Pues no te preocupes. Sigue estas claves para este fin de semana no quedarte fuera de juego.

CUÁNDO: El origen de Star Trek se sitúa en el año 2063, año en el que los humanos contactan por primera vez con una raza alienígena. Pero si los personajes principales existieran en la vida real, ni siquiera habrían nacido aún, ya que las más carismáticas aventuras de la famosa nave Enterprise, con el Capitán Kirk, Spock y compañía, no tendrán lugar hasta el siglo XXIII

DÓNDE: El principal escenario en Star Trek es… ¡todo el Universo! Después de que los humanos establecieran contactos más allá de la Tierra, se creó una coalición entre los  planetas de la Vía Láctea llamada “Federación Unida de Planetas”. Una de las instituciones más importantes de esta Federación era la Flota Estelar, donde se forman los mejores pilotos y cuya principal misión es la de “explorar nuevos mundos y buscar nuevas civilizaciones, viajando temerariamente hasta donde nadie ha llegado antes”.

QUIENES:

Humanos: nuestro planeta tiene un papel bastante importante en la Federación. Además, aportamos la nave Enterprise, buque insignia de toda la Flota Estelar. La época más prestigiosa de la nave llegó con el Capitán Kirk y su intrépida tripulación, en la cual también se encontraba el carismático Mr. Spock.

Vulcanos: el planeta de origen de Spock es la civilización más culta, y se caracterizan por basarlo todo en la lógica y la razón, eliminando en todo momento cualquier emoción o sentimiento. Al igual que la Tierra, son muy importantes dentro de la Federación, aunque son bastante pacíficos.

Imperio Romulano: uno de los primeros adversarios con los que se encuentra la Federación. Esta civilización es el equivalente espacial del antiguo Imperio Romano. De hecho, su planeta-capital se llama Rómulo; cuentan con un Senado al estilo clásico; y presumen de una mayor capacidad organizativa y tecnológica.

Klingons: famosos por su lenguaje, esta raza era otro de los enemigos naturales de la Federación. Al igual que los pueblos bárbaros, se organizan en tribus y viven por y para la guerra, siendo la batalla una cuestión de honor.

Cardasianos: serán uno de los enemigos más feroces de la Federación según la historia avanza. Como si de una cultura fascista se tratase, confían en la superioridad de su raza, muestran claros deseos de expansión y reprimen a otras razas en campos de concentración.

Los Borg: otro de los grandes quebraderos de cabeza de la Federación. Su nombre deriva de ‘ciborg’ y en su organización sólo importa el grupo, no el individuo. Aunque su objetivo de conseguir la igualdad de todos los seres del Universo parece bienintencionado, sus represivos métodos para conseguirlo (o te sometes al sistema o te eliminan) distan mucho de ser deseables…

El Dominio: el enemigo por excelencia. Esta agrupación de razas está dirigida por los Fundadores, quizá los seres más antiguos del Universo, capaces de mutar en cualquier forma, ya que han evolucionado del estado sólido al líquido. Varias razas conforman este Imperio, incluidos los soldados Jem’Hadar -raza mejorada genéticamente hasta el punto de no necesitar comer o dormir- e incluso los Tosk, raza criada únicamente para ser asesinada por los Cazadores -los exploradores del Dominio- a modo de entrenamiento.