Málaga.- Festival.- David Carreras presenta una historia de espías en su película 'Flores negras'

La cinta, que es la última que compite en la Sección Oficial de Largometrajes, está basada en una novela de Daniel Vázquez Sallés

MÁLAGA, 25 (EUROPA PRESS)

La duodécima edición del Festival de Málaga-Cine Español presentó hoy la última película que compite en la Sección Oficial de Largometrajes del festival, 'Flores negras', una historia de espías dirigida por David Carreras. En la cinta participan los actores Tobías Moretti, Maximilian Schell, Eduard Fernández, Marta Etura y María Grazia Cucinotta.

'Flores negras' cuenta la historia de Michael Roddick (Tobías Moretti), espía al servicio de la RFA, quien, consciente de que la más que probable caída del régimen soviético relegará a toda una generación de agentes secretos al ostracismo, abandona el servicio tras el fracaso de su última misión, desapareciendo y llevándose con él a Elena (Marta Etura), la hija de una espía rusa muerta en extrañas circunstancias.

Michael y Elena se instalan en Barcelona, donde abren un pequeño restaurante que les permitirá olvidar su pasado turbulento, pero sus antiguos compañeros reaparecen reclamando asuntos pendientes y Roddick se ve inmerso de nuevo en una vertiginosa pesadilla.

La cinta está basada en la novela de Daniel Vázquez Sallés, 'Flores negras para Michael Roddick' y los derechos de la obra fueron comprados en el año 2003, esperando hasta 2008 para poder hacer el filme, según comentó el productor de la película, Antoni Camín, que explicó que el presupuesto fue de más de tres millones de euros.

Con respecto a rodar una película de acción, Carreras indicó en rueda de prensa en el Teatro Cervantes de la capital malagueña que es cada vez más fácil. "Es como rodar otra cosa, sólo que se necesita más planificación", agregó, al tiempo que Fernández comentó que "lo difícil es hacer un buena película, más todavía una comedia".

En cuanto a la fotografía, el director de 'Flores negras' apuntó que es tan oscura y desaturada porque "la realidad que respiramos es sucia y fea". Además, matizó que una foto en blanco y negro es más realista.

Por su parte, la actriz María Grazia Cuccinota indicó que para ella el rodaje ha sido agradable y divertido y comentó que tuvo que compaginarlo con una película que estaba rodando en Italia.

Finalmente, el director afirmó que trabajar con Maximilian Schell es fácil. "Lo ha hecho todo y sabe mucho de todo. Puede ser terrorífico rodar con él si no le caes bien, pero esto no ha pasado aquí", sentenció.