"No soy un hombre, soy Cantona". El fútbol llega a Cannes

  • Cannes (Francia), 18 may (EFE).- El ex jugador de fútbol marsellés Eric Cantona se interpreta a sí mismo en la película de Ken Loach "Looking for Eric", que ha recibido hoy una calurosa acogida popular en Cannes y en la que pronuncia una frase que fue ovacionada: "No soy un hombre, soy Cantona".

"No soy un hombre, soy Cantona". El fútbol llega a Cannes

"No soy un hombre, soy Cantona". El fútbol llega a Cannes

Cannes (Francia), 18 may (EFE).- El ex jugador de fútbol marsellés Eric Cantona se interpreta a sí mismo en la película de Ken Loach "Looking for Eric", que ha recibido hoy una calurosa acogida popular en Cannes y en la que pronuncia una frase que fue ovacionada: "No soy un hombre, soy Cantona".

El festival de Cannes sigue haciendo extraños compañeros de cama y, si el año pasado fue Maradona el que vino acompañado de Emir Kusturica, en esta ocasión la combinación Cantona-Ken Loach no fue para menos.

En "Looking for Eric", el deportista aporta el toque mágico al cine social de Loach, convirtiéndose en una especie de ángel que guía a otro Eric (más enclenque e interpretado por Steve Evets) para no desperdiciar las "oportunidades de gol" que le da la vida.

"Estaba un poco ansioso por tener que ser yo mismo pero siguiendo un guión escrito por Paul Laverty. Pero luego ensayamos y vi que todo era muy espontáneo y muy natural", reconoció en la rueda de prensa posterior al pase de la película.

El ex jugador del Manchester United derrochó buen humor y autoparodia tanto en la pantalla como ante los medios, mientras que sus escenas fueron vitoreadas por el público.

Además, no pudo evitar hacer paralelismos: "Ken Loach es muy parecido a Alex Ferguson (su entrenador en el Manchester). Ambos saben sacar el cien por cien del actor o del jugador con mucha humildad y, con el paso de los años, los dos siguen buscando nuevas ambiciones", explicó.

En "Looking for Eric", no sólo muestra su faceta de actor, sino también sus habilidades con la trompeta, instrumento que aprendió a tocar tras la suspensión de nueve meses que le impusieron tras la tristemente célebre patada que propinó a un espectador en un momento de furia, según él mismo confesó sin rubor.

Cantona ya había participado en películas como "La alegría está en el campo" (1995), en la que coincidió con Carmen Maura, pero no se atreve a definirse como actor. "Eso lo tendréis que decidir vosotros", dijo.

Eso sí, seguirá haciendo cine "mientras siga la pasión". "Dejé de jugar al fútbol a los treinta años porque perdí el entusiasmo. Seguiré en el cine hasta que llegue a ese mismo punto", concluyó.