R.Unido.- 'Slumdog Millionaire' es la gran triunfadora de unos Bafta en los que fue premiada Penélope Cruz

La actriz reconoce su "sorpresa" ya que está más habituada a perder que a ganar tras llevar trabajando desde los 16 años LONDRES, 8 (de la corresponsal de EUROPA PRESS, Eva Martínez Millán) Penélope Cruz logró hoy en Londres un nuevo reconocimiento por su interpretación en 'Vicky Cristina Barcelona' tras hacerse con el premio a la mejor actriz de reparto en los Premios Bafta, los 'Óscar británicos', que en esta edición estuvieron dominados por el film de Danny Boyle 'Slumdog Millionaire', que se hizo con siete estatuillas, incluidas la de mejor película y mejor director. El premio obtenido esta noche acerca todavía más a Penélope Cruz al Óscar al que también está nominada y que supondría el colofón a un año de galardones por su recreación de la inestable María Elena en la última cinta de Woody Allen, rodada casi íntegramente en España, concretamente en la Ciudad Condal y en Oviedo. Precisamente el director neoyorquino fue uno de los más presentes en el discurso de la actriz madrileña, quien antes de recoger el premio fue saludada cariñosamente por la actriz Kate Winslet, una de sus rivales en premios anteriores como los Globos de Oro y quien, en esta ocasión, contaba con dos nominaciones en la categoría de actriz principal. "No puedo creerlo", fueron las primeras palabras de Cruz, quien dijo sentirse "agradecida y honrada". Allen fue uno de los grandes destinatarios de este agradecimiento por crear el personaje de una "lunática", así como sus compañeros de reparto, entre los que citó a Javier Bardem, Scarlett Johansson o Rebecca Hall, "el más generoso y talentoso grupo de actores con el que podría haber soñado". "Y también a la increíble compañía con la que estaba nominada", concluyó. Posteriormente, en la rueda de prensa, reconoció haber estado "muy nerviosa" en el escenario al que llegó desde el asiento, en el que estaba acompañada por el productor Harvey Weinstein, puesto que estaba "sorprendida" por haberse hecho con una estatuilla que, avanzó, situará en su casa de Madrid. "Siempre que gano algo me sorprendo, llevo trabajando desde los 16 años y estoy más acostumbrada a perder que a ganar", explicó, tras lo que aclaró que "es un buen sentimiento". DISFRUTE Ataviada con un vestido de terciopelo negro y el pelo recogido en un moño, Cruz aprovechó también para expresar su disfrute trabajando con Woody Allen, pese a que el proceso fue de tan sólo cuatro semanas en las que, explicó, "todo fue muy rápido". "Creo que es una estrategia de mantener la atención de los actores", añadió, tras su experiencia en una película que prueba cómo el cineasta "conoce España y su cultura mejor que alguno de nosotros" y puede "jugar con los clichés". Asimismo, recordó la posibilidad de emplear su idioma materno y el inglés en 'Vicky Cristina Barcelona', una situación para la que contó con "total libertad" por parte de Allen y pese a que, en general, siempre se siente "más cómoda" en español. "Es mi lengua", recordó, si bien admitió que, tras años trabajando y viviendo en Estados Unidos, "ya no es necesario pensar tanto las palabras como antes". De esta forma, tras el logro de hoy, sus posibilidades de hacerse con el Óscar son mayores, puesto que no tendrá que enfrentarse a otra de las ganadoras de la noche, Kate Winslet, puesto que su participación en la película de Stephen Daldry 'The Reader' ha sido reconocida por la Academia de Hollywood entre nominadas como mejor actriz principal, al igual que aconteció con los Bafta, en los que Winslet competía contra sí misma por su interpretación en 'Revolutionary Road'. Así, tras ver cómo la intérprete británica le ganaba la partida en los Globos de Oro y los premios del Sindicato de Actores, Cruz afianza sus posibilidades de igualar la gesta lograda el pasado año por Javier Bardem y convertirse en la primera española en ganar un Óscar, puesto que su gran rival en ocasiones anteriores ha sido incluida en otra categoría. RESTO DE PREMIOS Por otra parte, los Bafta dejaron como ganadora de la noche a 'Slumdog Millionaire', que se hizo con siete galardones, entre ellos algunos de los más importantes, como el de mejor película, mejor director, guión adaptado, mejor montaje o fotografía, si bien se fue de vacío en los apartados de interpretación, puesto que ni su protagonista, Dev Patel; ni su contraparte femenina, Freida Pinto, una de las rivales de Cruz, lograron el premio. Así, el premio al mejor actor recayó en Mickey Rourke por 'The Wrestler', protagonista de uno de los discursos más delirantes, al igual que el del líder de los Rolling Stones, Mick Jagger, encargado de entregar el Bafta a la mejor película y quien aprovechó su condición de cantante para ironizar sobre el intrusismo en el mundo de la música y del cine con alusiones a personajes como Judi Dench, Anthony Hopkins o Brad Pitt y Angelina Jolie, ambos presentes en la ceremonia en calidad de nominados. Además, como en el caso de Winslet con los Globos de Oro, la victoria de Rourke refuerza sus posibilidades de hacerse con el Óscar el próximo 22 de febrero, al igual que las del fallecido Heath Ledger, quien también se hizo con el premio póstumo por su encarnación del Joker en 'El caballero oscuro', una de las interpretaciones más celebradas del pasado año. Precisamente Ledger fue uno de los más reivindicados de la velada, especialmente en discurso del premio honorífico, Terry Gilliam, quien, en declaraciones a los medios españoles antes del inicio de la gala, confesó que hace siete años había llamado a Penélope Cruz para proponerle encarnar a Dulcinea en el proyecto de 'El Quijote' que se vio obligado a suspender y que actualmente ha retomado. "Es genial, pero está mucho mejor en las películas que hace en España que en las de América, así que quiero que haga películas en España", declaró.