Representantes del cine español piden que España reconozca a la República Árabe Saharaui

  • Campo de refugiados de Dajla (Argelia), 10 may (EFE).- Actores y directores del cine español pidieron hoy, durante la clausura de la sexta edición del Festival Internacional de Cine del Sahara (Fisahara), que el Gobierno de su país reconozca a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Representantes del cine español piden que España reconozca a la República Árabe Saharaui

Representantes del cine español piden que España reconozca a la República Árabe Saharaui

Campo de refugiados de Dajla (Argelia), 10 may (EFE).- Actores y directores del cine español pidieron hoy, durante la clausura de la sexta edición del Festival Internacional de Cine del Sahara (Fisahara), que el Gobierno de su país reconozca a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD).

Una petición para la que ya se han recogido 240.000 firmas, que la gente del cine piensa entregar próximamente al presidente del Gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero.

Tras cuatro días de proyecciones bajo las estrellas del desierto, la película "Che guerrilla", de Steven Soderbergh, se llevó el favor del público y recibió la Camella blanca, el primer premio del festival, que no es competitivo y cuyos galardones se conceden a través de las votaciones de los espectadores.

El jurado otorgó también dos menciones especiales a la película argelina "Al otro lado del espejo", de Nadia Cherabi-Labidi, y a "El clavel negro", coproducción danesa-mexicana dirigida por Ulf Hultberg.

Además, los organizadores rindieron un reconocimiento especial a la actriz marroquí Farah Hamed, quien participó este año en el festival, pese a los problemas que le puede acarrear en su país su apoyo a la causa saharaui.

"Estoy muy emocionada por el caluroso recibimiento que me ha brindado la gente aquí, tenía un poco de miedo y no me lo esperaba", dijo a Efe la actriz marroquí, que vive en España y que acudió al Fisahara, pese a la oposición de algunos miembros de su familia.

Fue la primera edición en que una ciudadana de la considerada por los saharauis "potencia ocupante" del Sahara Occidental participó en la muestra, al igual que lo hizo también en su cobertura informativa por vez primera un periodista marroquí.

Para Hamed, el cariño que le mostraron estos días los habitantes del campo de refugiados de Dajla es una muestra de que "los pueblos no son los enemigos y son los gobiernos y los intereses económicos y políticos los responsables del sufrimiento del pueblo saharaui, abandonado a su suerte".

También acudió al Fisahara el joven refugiado Brahim Husein Ladeid, de 16 años, que perdió la pierna derecha a la altura de la rodilla por la explosión de una mina durante una cadena humana contra el muro marroquí el pasado 10 de abril.

Brahim, que es originario de Dajla, no quiso perderse el festival y dejó el hospital de Rabuni, donde aún le atendían de sus heridas, para ver a sus amigos y asistir al concierto que el grupo Macaco ofreció anoche en el campamento de refugiados.

"Esto es normal, hay mucha gente igual o peor que yo, sin dos piernas o dos brazos, forma parte de la lucha del pueblo saharaui desde hace ya 34 años porque queremos la libertad", afirmó a Efe el refugiado, antes de subrayar que esperará a que le curen la pierna para "volver a combatir" porque "los intentos de una solución pacífica hasta ahora no han servido para nada".

El campamento de Dajla sirvió de escenario también estos días para la grabación de un vídeo clip de Dani Carbonell, líder del grupo Macaco, con niños saharauis a cargo del cineasta Javier Fesser, que presentó en el Fisahara su película "Camino", triunfadora de los últimos premios Goya de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España.

Es la tercera vez que Fesser acude al festival de cine saharaui y, en esta ocasión, lo hizo por primera vez con su mujer y sus tres hijos lo que les ha permitido "viajar conociendo, que al final es la única forma interesante de viajar, porque lo demás es desplazarse".

"La gran sorpresa es lo a gusto y lo confortable que uno se siente en un lugar tan duro y tan difícil", destacó a Efe el director, quien reconoció que le encantaría rodar una película en los campamentos "porque aquí hay historias debajo de cada piedra".

"Estoy seguro de que acabaré rodando algo aquí, aunque tendrá que ser una comedia bastante divertida, emocionante y emotiva porque soy consciente de que como tema genérico es difícil de vender", agregó.

Otra de las presencias destacadas de este año en las jaimas de Dajla fue la del escritor valenciano Manuel Vicent, que soportó el duro viaje hasta el campamento más alejado y con más carencias y el sofocante calor de estos días para mostrar su apoyo al pueblo saharaui, "injustamente olvidado por la opinión pública mundial".

Elena Anaya y Sergio Peris Mencheta fueron los encargados de leer el manifiesto final de los representantes del cine español y Guillermo Toledo el responsable de conducir la gala de clausura, en la que participó también el músico Fermín Muguruza.

Eduardo Noriega, Kira Miró, Hugo Silva, Álvaro Longoria, Fran Perea, Alberto Amarilla, José Luis García-Pérez, Fernando Tejero o Dafne Fernández fueron otros de los actores participantes en el festival, cuya vocación es desaparecer o poder celebrarse un día en el territorio del Sahara Occidental, junto al océano Atlántico.