Robert Mckee vaticina la suplantación del cine por la televisión

  • Santiago de Chile, 24 abr (EFE).- El estadounidense Robert McKee, que imparte por todo el mundo el que es considerado el más prestigioso seminario sobre escritura de guiones, aseguró hoy en Chile que la televisión desbancará al Cine en el futuro del arte audiovisual.

Robert Mckee vaticina la suplantación del cine por la televisión

Robert Mckee vaticina la suplantación del cine por la televisión

Santiago de Chile, 24 abr (EFE).- El estadounidense Robert McKee, que imparte por todo el mundo el que es considerado el más prestigioso seminario sobre escritura de guiones, aseguró hoy en Chile que la televisión desbancará al Cine en el futuro del arte audiovisual.

"Si las tendencias persisten, la película como forma de arte se igualará al ballet, porque los mejores guionistas están saltando a la televisión", vaticinó McKee, a cuyo juicio en Estados Unidos la pequeña pantalla está produciendo "temas increíbles".

Mckee auguró que la televisión surgirá como "forma dominante de contar cuentos", y ocupará el lugar que siglos atrás consagró a la novela, y después al cine como principales medios de difusión de historias.

Según el creador, la televisión permite explorar con más tiempo las relaciones que más importan a los espectadores, las relativas a "los amigos, la familia y los amantes", además que los pequeños presupuestos favorecen una mayor inversión en diálogos que en imagen.

Mckee dictó una clase magistral en la estatal red Televisión Nacional de Chile (TVN), donde defendió la figura del guionista, que a su juicio "no recibe el crédito ni el dinero que acaparan otros, pero merece el mismo respeto".

Su gran receta se resume en trabajar con estándares elevados, en comparación constante con los textos de Cervantes o Shakespeare, un método que produce profesionales de calidad, "porque están en busca permanente de la perfección".

En muchos casos, según Mckee, los mejores escritores aman sus ideas pero odian su forma de escribir, saben que la mayor parte de lo que escriben es mediocre, y al respecto aseguró: "Yo no enseño mediocridad, porque sé que a eso llegan solos".

"Para hacer un guión uno debe entregar la vida. No es un hobby, es un arte y una profesión; a veces hay que dejar de lado a quienes más uno ama para atender un momento de inspiración, y así poder escribir textos de calidad", aconsejó.

Mckee, quien opina que "Casablanca" tiene el guión más cercano a la perfección, animó a todo potencial guionista a escribir sobre lo que ama, y a dejar atrás "lo pretencioso y los reclamos comerciales", para expresar "lo que significa ser un ser humano en este valle de lágrimas".

"Un verdadero intelectual es quien reconoce la calidad donde sea que esté, y no sólo en el cine arte, eso es esnobismo", espetó el guionista, quien considera que el cine de Hollywood "tiene buenas estructuras", pero ofrece un "mensaje banal".

"(En Hollywood) no hay una crisis formal, sino de contenido. Saben hacer que funcione, pero no tienen nada que decir", criticó Mckee.

El escritor y profesor alabó a sus alumnos chilenos, de quienes espera un gran rendimiento gracias a que no están rendidos a los "imperativos comerciales de Hollywood" ni a las "convenciones intelectuales" de lo que debe ser buen cine según los europeos.

El estadounidense también se refirió a las películas chilenas "En la cama", y "Johny Cien Pesos", de las cuales admitió que vislumbran talento, pero criticó porque "no llegan (los actores) a los límites de su humanidad" y uno sale del cine "sin conocer profundamente a los personajes".

Mckee imparte por primera vez su seminario "Story" en Chile, hasta el 28 de abril, donde orientará a los guionistas con su visión de la estructura, la caracterización de los personajes, el rol de la ambientación y las diferencias en los géneros cinematográficos.

De las clases de McKee han surgido series como "Friends", Anatomía de Grey, C.S.I. o Ally McBeal, además de películas como Buscando a Nemo, Shrek, El señor de los anillos, Piratas del Caribe o Forrest Gump, y sus alumnos han ganado 28 premios Óscar y 141 Emmy.