Silvia Pinal recuerda 'Viridiana' y afirma que en ella "todo formaba parte de un engranaje perfecto"

La cinta ha sido nombrada Película de Oro en la presente edición del festival

MÁLAGA, 20 (EUROPA PRESS)

La actriz Silvia Pinal, que encarnó en la película 'Viridiana', de Luis Buñuel, el papel del mismo nombre, afirmó hoy que en la cinta "todo formaba parte de un engranaje perfecto", tanto en escenas como en actores, algo en lo que también coincidió el hijo del fallecido director, Juan Luis Buñuel, que estuvo acompañado por el historiador Ian Gibson y la viuda de Francisco Rabal, Asunción Balaguer. 'Viridiana' ha sido nombrada para la presente edición del Festival de Málaga-Cine Español como Película de Oro. El pase oficial de la cinta será hoy a las 19.00 horas en el Teatro Cervantes de la capital malagueña.

'Viridiana', realizada en 1961, pero que no se pudo ver en España hasta el año 1977, cuenta la historia de la novicia Viridiana, a punto de tomar los hábitos, que debe abandonar el convento para visitar a su tío don Jaime (Fernando Rey), quien le ha pagado los estudios. Durante su visita, don Jaime, impresionado por el parecido entre Viridiana y su difunta esposa, la adormece e intenta poseerla, pero finalmente no se atreve.

Posteriormente, intenta retenerla cuando ella quiere volver al convento y le miente diciéndole que ya no podrá ordenarse monja, porque la ha poseído mientras dormía. Esto la aleja aún más de su tío, que tras la marcha de ésta se suicida. Viridiana, culpable de la muerte de su tío, renuncia a ser monja y se queda en la mansión a practicar la caridad cristiana, acogiendo a un grupo de vagabundos, a quienes brinda refugio y alimento, pero que son, a fin de cuentas, quienes la atacarán y robarán. La llegada de Jorge (Francisco Rabal), hijo natural de don Jaime, cambiará definitivamente el destino de la joven. La cinta muestra ideas que van más allá de lo que se ve. Así, se cuestiona la naturaleza de la beneficencia y se muestra cómo las buenas intenciones, en este caso de la protagonista, no siempre son un éxito pleno. Según indicó Pinal en rueda de prensa en el Teatro Cervantes, conoció a Buñuel en México y fue más tarde, al casarse con Gustavo Alatriste, cuando contactó con Rabal y más tarde con el director. Además, destacó la gran amistad que le unía a Buñuel y recordó que tuvo una hija llamada Viridiana, a quien Buñuel bautizó.

Recordó también la censura que cayó sobre la cinta, ya que un artículo publicado en el periódico del Vaticano, L'Osservatore Romano, provocó su inmediata prohibición y Franco ordenó quemar todo el material existente.

Por su parte, Buñuel informó de que en los años 60 se veía de manera clandestina, e indicó que en aquella época se cogieron los negativos y llevaron hasta pasar la frontera hacia Francia, teniendo en el Festival de Cannes un gran éxito y consiguiendo el galardón de la Palma de Oro.

En cuanto a escenas de la película, Gibson afirmó que se alude a Lorca en el momento en que Viridiana se levanta en la noche sonámbula, y que también hay un homenaje a Pérez Galdós, aunque la escena que impuso su prohibición fue una en la que los vagabundos, al hacerse una foto, imitan el cuadro de 'La última cena', de Da Vinci.

Con respecto al final, la censura franquista objetó el original de la cinta, en el que Viridiana llamaba a la puerta de su primo, él abría y ella entraba, cerrando la puerta detrás de ella. Buñuel propuso un final diferente, en donde Jorge, Viridiana y Ramona, la criada, juegan a las cartas, en una muy sutil referencia a lo sexual, que terminó siendo el aceptado. En cuanto a esto último, Gibson, que escribe actualmente una biografía sobre el director, recordó que fue el propio Buñuel quien dijo que su película tenía "una línea subterránea relacionada con el deseo".