Una exposición muestra al Buñuel fotógrafo de localizaciones en México

  • Lleida, 1 abr (EFE).- Luis Buñuel rodaba sus películas en un tiempo récord y uno de los elementos que le ayudaba a lograrlo era el arduo trabajo de búsqueda de localizaciones, que fotografiaba con tal precisión que fijaba hasta los encuadres de los planos, como muestra una exposición de imágenes para sus rodajes en México.

Una exposición muestra al Buñuel fotógrafo de localizaciones en México

Una exposición muestra al Buñuel fotógrafo de localizaciones en México

Lleida, 1 abr (EFE).- Luis Buñuel rodaba sus películas en un tiempo récord y uno de los elementos que le ayudaba a lograrlo era el arduo trabajo de búsqueda de localizaciones, que fotografiaba con tal precisión que fijaba hasta los encuadres de los planos, como muestra una exposición de imágenes para sus rodajes en México.

La muestra "México fotografiado por Luis Buñuel" está formada por cuarenta fotografías en blanco y negro correspondientes a las localizaciones de 12 de sus películas mexicanas, desde "Los Olvidados", en 1950, a "Simón del desierto", en 1965.

Fotografías que van acompañadas de los fotogramas en los que aparecen esos lugares en las películas y que prueban el detalle del trabajo de Buñuel, al que dedicaba varios meses, mucho más que las escasas semanas que le llevaba rodar los filmes.

La muestra, que se exhibe en Lleida en el marco de la 15 Mostra de cine latinoamericano de Catalunya, ha sido posible después de que en el Centro Buñuel de Calanda -ciudad de nacimiento de Buñuel- se encontraran unas cajas repletas de fotografías sin clasificar entre las que estaban las que integran la exhibición.

Unas imágenes que componen un recorrido bastante complejo por el México de hace 50 años, en especial las zonas rurales en las que situó gran parte de sus historias.

Los estados de Guerrero, Veracruz, Morelos, Hidalgo o México D.F. son los más repetidos en un recorrido en el que aparecen calles desiertas, niños pobres o fábricas abandonadas, que contrastan con las de exuberantes playas o mansiones en las que Buñuel situó sus historias.

Por ejemplo, la casa situada entre las calles Homero y Calderón de la Barca, en Polanco (México D.F.), la mansión burguesa en la que se desarrolla el angustioso encierro de "El ángel exterminador".

Un trabajo de localización que en ocasiones se alargaba durante 4 o 5 meses, como fue la búsqueda de lugares para rodar "Los Olvidados", en la que Buñuel estuvo acompañado por el director de producción, Edward Fitzgerald, y por el coguionista Luis Alcoriza.

Un largo recorrido que les llevó por las "ciudades perdidas", denominación que se daba a los arrabales pobres que rodeaban a México D.F., para el cual Buñuel buscó mimetizarse con el ambiente.

"Algo disfrazado, vestido con mis ropas viejas, miraba, escuchaba, hacía preguntas, entablaba amistad con la gente. Algunas de las cosas que vi pasaron directamente a la película", afirmó Buñuel sobre este recorrido, que le permitió precisar de tal manera la planificación de la película que su rodaje apenas le llevó 21 días.

La exposición muestra fotografías de los escenarios que luego se verían en "El bruto" (1952); "Él" (1953); "Abismos de pasión" (1953); "El río y el norte" (1954); "La muerte en este jardín" (1956); "Nazarín" (1958); "Los ambiciosos" (1959); "La Joven" (1960); "El ángel exterminador" (1962) y "Simón del desierto" (1965).

Fotografías acompañadas de textos de Buñuel en una exposición que se completa con imágenes del Balneario de San José de Purua, en Michoacán, el lugar en el que el genio de Calanda escribió más de 20 películas y de "Las Hamacas", el hotel en el que se alojaba el equipo en los rodajes en Acapulco.

La muestra, organizada por el Centro Buñuel de Calanda y por la Filmoteca Española, ha pasado anteriormente por La Habana, Madrid y México.

Alicia García de Francisco