Consejo.- Gobierno canario declara el Llano de la Virgen de Güimar (Tenerife) Bien de Interés Cultural

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 5 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Canarias ha aprobado hoy el proyecto de decreto por el que 'El Llano de la Virgen', situado en Güimar (Tenerife), se declara Bien de Interés Cultural, con categoría de Sitio Histórico. Además, esta declaración contempla una clara delimitación de protección de la zona para su conservación.

El Llano de la Virgen es una explanada situada en la trasplaya inmediata a la playa de Chimisay. Geológicamente, está constituido por un depósito de tobas pumíticas de color blanquecino emitidas en erupciones volcánicas asociadas al Edificio Central de la isla.

Situado en el caserío de El Socorro, en la margen septentrional del Malpaís de Güímar y en un tramo litoral bajo, conocido como Playas de Chimisay, el Llano de la Virgen representa un enclave de gran significación cultural, simbólica y religiosa, relacionado con la aparición milagrosa de la imagen de la Virgen de Candelaria y con la tradicional romería de El Socorro.

Dentro de este recinto existe un lugar denominado 'Campo de la Ceremonia' en el que se levantan algunos hitos vinculados a la aparición de la Virgen a los guanches. El primero de estos hitos es la cruz de tea que señala, según la tradición, el lugar en el que los guanches encontraron la imagen.

El segundo se localiza en sus inmediaciones, correspondiendo al brocal de un pozo de agua salobre, utilizado, según la tradición, por los pastores guanches que fueron sorprendidos por la aparición mariana. El actual aspecto del pozo, producto de numerosas reformas, es el de un foso de planta elíptica de 3 metros de profundidad. Cuenta con una escalera realizada con cantos de la playa, de igual forma que las paredes del foso. Todo ello se corona por medio de un brocal de sillares de tosca encalados.

A escasos metros del Campo de Ceremonia existen aún interesantes ejemplos del primer hábitat de la zona. Se trata de un conjunto de cuevas excavadas en la toba, que servían de estancia a los romeros en los días de fiesta y cuya antigüedad resulta difícil de precisar si se valora la tradición de utilización de cuevas artificiales como hábitat entre los aborígenes del valle de Güímar.

Actualmente, presentan numerosas modificaciones, siendo empleadas como vivienda. El Graderío es un espacio que se produjo por la acumulación de los materiales extraídos de las cuevas y ha sido tradicionalmente utilizado como lugar de concentración de los espectadores que presencian la representación de La Ceremonia.

LA VIRGEN DE LOS GUANCHES

El Llano de la Virgen fue el lugar donde se produjo la aparición de la Virgen a los guanches a mediados del siglo XV. Se trataba de una zona frecuentada por los pastores del menceyato de Güímar para aprovechar los pastos costeros, así como los recursos acuíferos del pozo. La versión más conocida de la imagen sagrada se debe a Fray Alonso de Espinosa.

Pero la importancia histórica del Llano de la Virgen se fundamenta en la celebración de la Romería de Nuestra Señora del Socorro, al constituir el destino final de los romeros y el escenario de una serie de actos vinculados a dicha fiesta. Sus orígenes pueden datarse del siglo XVI-XVII.

Sin embargo, a principios del siglo XIX y debido a las inclemencias del tiempo en época invernal, la fecha experimentó varios cambios hasta ser fijada definitivamente el 7 de septiembre, perpetuándose hasta la actualidad. En 1872 se incorpora a la fiesta la escenificación de la ceremonia guanche.

El fundamento histórico de esta tradición no está demasiado claro, pues en el acta fundacional de la Cofradía del Socorro se indica que tal festividad de honra a la Virgen tenía como motivo el lograr su intercesión para propiciar las cosechas.