El incendio en un rascacielos reaviva el debate sobre si prohibir el uso de petardos en China

  • Pekín, 11 feb (EFE).- El incendio que destruyó un rascacielos en Pekín esta semana ha reavivado el debate en el país sobre sí se debe prohibir el uso incontrolado de petardos y fuegos artificiales durante las celebraciones del Año Nuevo Chino.

Pekín, 11 feb (EFE).- El incendio que destruyó un rascacielos en Pekín esta semana ha reavivado el debate en el país sobre sí se debe prohibir el uso incontrolado de petardos y fuegos artificiales durante las celebraciones del Año Nuevo Chino.

Suprimir el uso de esta tradición es hoy tema de conversación entre los pequineses horas después de que las autoridades de control de incendios de Pekín determinasen que el accidente, en el que pereció un bombero, fue causado por los fuegos artificiales contratados por la televisión estatal china (CCTV).

El periódico local "Nuevo Pekín" ha realizado una encuesta a 4.525 personas en la que el 60,4 por ciento considera que hay que prohibir lanzar petardos, mientras que el 36,5 por ciento está en contra y el 3,1 por ciento no responde a la pregunta.

Por su parte, el 53,5 por ciento dice que levantar la prohibición del uso de los petardos hace cuatro años "ha traído muchos problemas", mientras que el 42,8 por ciento considera que está bien lanzarlos porque es "la costumbre popular".

A la pregunta de cuáles son los principales problemas de tirar petardos, el 74,3 por ciento cree que conlleva muchos accidentes de seguridad; el 61,8 por ciento subraya que esta práctica es "una molestia para la vida cotidiana"; y el 43,5 por ciento critica el uso de petardos ilegales.

Al ser preguntados por qué medidas hay que mejorar, un 74,6 por ciento dice que se necesita fortalecer el control; un 48,6 por ciento que hay que atacar el uso de petardos ilegales; y un 38,8 por ciento que hay que bajar el precio de los mismos.

La propia CCTV hace una encuesta en Internet sobre si los petardos y fuegos artificiales deben ser prohibidos.

Curiosamente, en este estudio los resultados son contrarios al del anterior: la respuesta más seleccionada (un 17,63 por ciento) es la de que no han de prohibirse "porque son una parte integral de la celebración del festival", seguida por la que también está en contra porque "son una importante tradición" (14,20 por ciento).

Por el contrario, 14,03 por ciento se muestra favorable a su prohibición porque pueden causar daños personales y fuegos, y 12,72 por ciento cree que causan una contaminación grave.

En otros medios de la prensa local, los lectores dejan comentarios anónimos en los que se preguntan cómo un hotel de dichas características "se quemó tan rápido" o en los que reprochan a la CCTV la falta de seguridad y recriminan que este espectáculo pirotécnico ha sido el más caro para los pequineses.

El edificio incendiado, el Mandarin Oriental Hotel de 44 plantas, no había sido inaugurado oficialmente, aunque ya se había utilizado durante los Juegos Olímpicos.