Herido un joven de El Espinar (Segovia) y un vecino de Barcelona en el encierro urbano

  • Ciudad Rodrigo (Salamanca), 21 feb (EFE).- Un joven de El Espinar (Segovia) ha resultado herido por asta de toro durante el encierro urbano celebrado hoy en Ciudad Rodrigo (Salamanca), con motivo del Carnaval del Toro, y un hombre, vecino de Barcelona, que se cayó de las talanqueras, también fue embestido por uno de los tres astados que completaron el recorrido.

Ciudad Rodrigo (Salamanca), 21 feb (EFE).- Un joven de El Espinar (Segovia) ha resultado herido por asta de toro durante el encierro urbano celebrado hoy en Ciudad Rodrigo (Salamanca), con motivo del Carnaval del Toro, y un hombre, vecino de Barcelona, que se cayó de las talanqueras, también fue embestido por uno de los tres astados que completaron el recorrido.

La cogida más seria se ha producido cuando el joven de El Espinar, de 27 años y ex novillero, Juan Jesús del Monte intentaba, con una cerveza en la mano izquierda, colocarle con su mano derecha una gorra campera encima de la testuz al tercer toro del encierro.

En ese momento, el toro derribó al corredor y lo empitonó en la axila derecha en la zona del recorrido conocida como El Registro.

El joven segoviano, que fue operado en la enfermería de la plaza de Ciudad Rodrigo, fue trasladado a las 14,30 horas hasta un hospital de la capital salmantina en una ambulancia de Cruz Roja.

Según los responsables médicos, la cogida no reviste gravedad.

El vecino de Barcelona, con ascendencia en Ciudad Rodrigo, fue atendido de los diversos traumatismos que le originó el toro, que también lo embistió en la zona de El Registro, y ya ha sido dado de alta.

Además, esta madrugada un joven de Madrid, Alfredo Rodríguez Martín, de 26 años, fue embestido durante el primer toro de la capea nocturna, celebrada en la Plaza Mayor mirobrigense, convertida durante los días de carnaval en coso taurino.

El joven fue cogido por el toro cuando intentaba recortarlo y al huir del astado no fue capaz de subirse a los tablados de la plaza.

Durante 20 segundos se sembró la alarma entre todos los aficionados que abarrotaban la plaza, ya que sufrió algunas embestidas y fue volteado por el propio animal.