La localidad de Épila celebra un año más el Encierro del Alcalde, una de sus tradiciones más antiguas

ÉPILA (ZARAGOZA), 8 (EUROPA PRESS)

La localidad zaragozana de Épila celebrará mañana Jueves Santo, un año más, el Encierro del Alcalde, una de las tradiciones de Semana Santa más antiguas de este municipio. Tras el inicio de las procesiones religiosas el pasado día 5, Domingo de Ramos, mañana a las 19.00 horas tendrá lugar la Cena del Señor en la Iglesia Parroquial y, al finalizar el oficio, se impondrá al alcalde la llave del Monumento y será trasladado a su domicilio para comenzar el Encierro del Alcalde.

El Encierro del Alcalde es un antiguo privilegio concedido en 1663 a la Villa de Épila, representada por la persona de mayor rango civil, que entonces era el Justicia y hoy es el alcalde, explica el Consistorio del municipio en un comunicado.

Según la tradición, una vez terminados los oficios de Jueves Santo, las Hostias consagradas en la celebración se depositan en el sagrario, que el sacerdote cierra con llave. Entonces, el alcalde se arrodilla para recibir esa llave, que deberá custodiar en su casa, hasta donde le acompañan autoridades eclesiásticas y civiles, hasta que vayan a buscarle el día siguiente, en Viernes Santo.

Además, el Jueves Santo, el alcalde debe obsequiar con un vino a quienes le han escoltado hasta su domicilio. Al día siguiente, de nuevo las autoridades acuden a la casa del alcalde para acompañarle en su recorrido hasta la iglesia, donde devuelve la llave al celebrante, dejando de ser, desde ese momento el guardián de lo sagrado.

Mientras el alcalde permanece en su casa, los actos religiosos continúan en la localidad. Así, a las 22.30 horas de mañana se celebra la Hora Santa en la Iglesia Parroquial y, una hora después, comienza el Vía Crucis por las calles de la villa. Asimismo, durante toda la noche la Iglesia Parroquial permanecerá abierta y se organizarán turnos de vela ante el Monumento.

El Viernes Santo, a las 11.00 horas, las tres 'Marías' adorarán al Santísimo en los Monumentos; y a las 15.00 horas se leerá el Pregón del Santo Entierro. A las cinco y media de la tarde se celebrará la Pasión del Señor y el descendimiento de la Cruz en la Iglesia Parroquial. A continuación se iniciará la procesión del Santo Entierro.

El sábado, a las 23.00 horas, habrá una Vigilia Pascual en la Iglesia y el Domingo de Resurrección, a las 11.30 horas, se celebrará una misa y la procesión de la Resurrección y del Santo Encuentro, con la participación del Ángel y las Tres Marías.

LAS TRES "MARÍAS"

Las tres 'Marías' son protagonistas relevantes de los actos religiosos, ya que acompañan a la Virgen Dolorosa en sus procesiones. Visten mantos negros de terciopelo y bordados en oro, a imitación de la Virgen Dolorosa a la que acompañan.

Su presencia en la Semana Santa mantiene un ritual invariable con los movimientos que han de hacer para proceder al simbólico embalsamamiento de Cristo y las genuflexiones. Por la mañana, visitan juntas los tres monumentos y por la tarde, viven la procesión y el ceremonial del Santo Entierro.

EL ANGEL Y LOS ALABARDEROS

Como las 'Marías', el Ángel que acompaña a los alabarderos, es una figura entrañable. Su vestimenta, en blanco y azul celeste, y lleva rizos dorados y alas.

Su elección depende de los alabarderos, a quienes acompañará en el desfile con paso solemne, llevando en una bandejita los sellos y el martillo que servirán para que el capitán de los alabarderos cierre simbólicamente el féretro de Jesús por los cuatro costados.

A su vez, los soldados romanos portan casacas rojas, escudos, barbas negras y grandes cascos, y forman un grupo espectacular que se contrapone a la presencia del Ángel.