Las corridas de toros caen al nivel más bajo de la década

El año pasado se celebraron en España un total de 611 corridas de toros, lo que supone un 5,7% menos que las 648 de 2009 y la cifra más baja de la última década, así como un 24,3% menos que las 807 corridas que hubo de promedio en los últimos diez años.Así figura en el informe "Estadísticas taurinas correspondientes a la temporada 2010", elaborado por el Ministerio del Interior y al que tuvo acceso Servimedia.Este tipo de festejos taurinos tuvo su cénit en la pasada década con los 953 que se celebraron en 2007. Los 611 espectáculos de 2010 suponen un 35,9% menos que en 2007.Por otro lado, el año pasado hubo 1.724 festejos taurinos (corridas de toros, con rejones, novilladas con picadores y otros festejos con picadores), un 6,7% menos que en 2009 y también el número más bajo de los últimos diez años.Castilla y León fue la comunidad autónoma con más corridas de toros en 2010 (354), seguida de Castilla-La Mancha (335), Andalucía (301) y la Comunidad de Madrid (280).Por el contrario, exceptuando Canarias (donde los espectáculos taurinos están prohibidos desde 1991) y Ceuta (que no tiene plaza de toros), las regiones o ciudades autónomas con menos corridas taurinas en 2009 fueron Melilla (2), Baleares (4), Asturias (6) y Galicia (8).No en vano, en la última década se mantuvo la tónica general de comunidades con mayor implantación taurina (Castilla-La mancha, Andalucía, Castilla y León y Comunidad de Madrid) y lugares con menos tradición (Melilla, Asturias, Baleares y Galicia).MENOS MATADORESPor lo que respecta a Cataluña, cuyo Parlamento acordó prohibir las corridas de toros para 2012, el año pasado celebró 18 festejos taurinos de este tipo, lo que representa un 2,9% del total de España.Por otra parte, el Ministerio del Interior incluyó en 2006 el registro del número de profesionales, empresas ganaderas y escuelas que se dedican a la tauromaquia.A pesar de que el año pasado se organizaron menos corridas de toros que en la última década, un total de 8.631 personas están catalogadas como profesionales que se dedican a actividades taurinas, la cifra más alta desde que se dispone de datos.Sin embargo, el número de toreros descendió en 2010, al pasar de los 693 de 2009 a los 626 del año pasado, lo que significa un 9,7% menos. Descensos similares se produjeron en la cantidad de empresas ganaderas (de 1.377 a 1.350) y en el de escuelas taurinas (de 44 a 42).