Cervera (PPN) censura "ausencia de austeridad" en el nuevo Gobierno central, "que aumenta organigrama"

PAMPLONA, 7 (EUROPA PRESS)

El diputado del Partido Popular por Navarra, Santiago Cervera, destacó hoy "ausencia de austeridad" en el nuevo Gobierno de Zapatero, ya que "no sólo no reduce organigrama, sino que lo aumenta". "Es todo un despropósito en un momento en el que familias, autónomos y pymes reducen sus capacidades de gasto e inversión por efecto de la crisis", indicó.

En un comunicado, Cervera manifestó que también "los navarros pagamos ese organigrama elefantíasico". "Igual que hacemos para el ámbito nacional, también en Navarra hemos reclamado medidas de austeridad que supongan un adelgazamiento de la estructura política, una reducción de los centros de gasto y una mayor austeridad. Ni Zapatero ni Sanz están dispuestos a ello", censuró. Sobre el nombramiento de Elena Salgado para el Ministerio de Economía y Hacienda, el diputado opinó que "es una coartada de la que se va a servir Zapatero para seguir aumentando el gasto público y la deuda, y por tanto, empobreciendo a las siguientes generaciones". "Para Zapatero, gobernar es sinónimo de gastar", dijo, para añadir que "con Salgado al servicio de la política de expansión del gasto, será más tardía e incierta la salida de la crisis".

En cuanto al nombramiento de José Blanco como ministro de Fomento, Cervera indicó que van a exigir que las relaciones que mantenga con la Comunidad Foral sean "las que corresponden estrictamente a su responsabilidad institucional". "Aquí no valen ni los compadreos, ni los cenáculos ni las bodeguillas", expuso.

Esperó que el nuevo ministro cumpla con los compromisos adquiridos con el TAV. "Si el convenio del AVE no se firma en los términos que están ya acordados desde 2007 y en el plazo de tiempo que anunció recientemente Zapatero (antes del 25 de abril), José Blanco deberá dar cuenta de ello como ministro en la primera sesión de control que se celebre en el Congreso, prevista para el 29 de abril", señaló, para opinar que a Blanco "se la ha acabado la bula, y ahora se va a enfrentar por primera vez al control directo del Parlamento".