El alcalde de Gernika dice que tanto la mujer como su familia era "gente majísima" y hacían "vida normal"

BILBAO, 24 (EUROPA PRESS) El alcalde de la localidad vizcaína de Gernika, José María Gorroño, aseguró hoy que tanto la mujer fallecida anoche, supuestamente a manos de su marido en la localidad vizcaína, como el resto de la familia eran, según testimonios de los vecinos, "gente majísima" que "hacía vida normal" y se encontraban "totalmente integrados en el pueblo". También anunció que el Consistorio condenará públicamente el crimen a lo largo de la mañana y analizará la posibilidad de presentarse, en este caso, como acusación particular. Una mujer de 44 años falleció ayer a las once y cuarto de la noche en su vivienda de la calle Barrenkale de Gernika, tras ser apuñalada con arma blanca presuntamente por su pareja en el transcurso de una discusión. En declaraciones a Europa Press, horas después del suceso, el alcalde del municipio precisó que, a lo largo de la mañana, se pondrá en contacto con los portavoces de los distintos grupos para dar una respuesta a lo sucedido desde el Ayuntamiento. Gorroño admitió que el crimen "ha pillado por sorpresa" a los vecinos de la villa foral, porque "era una familia que llevaba aquí desde hace dos años, desde mayo de 2007", aunque sus miembros se hallaban "empadronados en otro pueblo cercano", y el núcleo familiar parecía "haberse integrado muy bien". "Decían que era gente majísima, una de las dos hijas estaba trabajando en una peluquería y debía ser muy agradable. Aseguraban que el matrimonio también hacía vida normal", aseguró. DESGARRADOR Para el regidor vizcaíno, la noticia "ha sido muy fuerte" y el suceso resulta "desgarrador". "Esto -señaló- es indicador de que en esta sociedad falla algo, es una sociedad de consumo a tope pero se han perdido una serie de valores y, en casos puntuales, el resultado es éste, cuando la vida es lo más importante que tiene una persona". Según Gorroño, los grupos municipales evaluarán este acontecimiento, así como la posibilidad de persentarse como acusación particular en el caso. "Lo que pasa que, esto, a hechos consumados, todo lo que se haga no sirve prácticamente para nada. Vemos diariamente que en cualquier punto de la geografía están ocurriendo hechos de este tipo y los resultados son lo que son", argumentó. Por esta causa, asumir el acudir como acusación particular tiene, en su opinión, "un valor más testimonial que otra cosa". "Lo triste es que una persona de 44 años ha fallecido y eso rompe de dolor a cualquier familia". El alcalde de Gernika aseguró que, desde el Consistorio, se hará "todo lo posible" para "ayudar a los hijos de la fallecida", dos chicas de 20 y 19 años y un niño de 11 años de edad.