El emisario francés afirma que el diálogo político entre la UE y Cuba "no es suficientemente caluroso"

  • París, 14 abr (EFE).- El emisario francés para Cuba, Jack Lang, mostró hoy su satisfacción por el levantamiento por parte de Estados Unidos de restricciones en las relaciones con la isla caribeña y, en declaraciones a Efe, opinó que la UE a su vez tendría que promover un diálogo político que "no es suficientemente caluroso".

París, 14 abr (EFE).- El emisario francés para Cuba, Jack Lang, mostró hoy su satisfacción por el levantamiento por parte de Estados Unidos de restricciones en las relaciones con la isla caribeña y, en declaraciones a Efe, opinó que la UE a su vez tendría que promover un diálogo político que "no es suficientemente caluroso".

"Lo deseable es que los países europeos sean menos prudentes" porque, aunque la Unión Europea (UE) ya eliminó en junio pasado las restricciones en la relación con La Habana, "el diálogo político no es suficientemente caluroso", señaló Lang en reacción al anuncio del presidente estadounidense, Barack Obama, de que Washington suprime obstáculos a los viajes y los envíos de remesas a la isla.

El ex ministro socialista, que a finales de febrero realizó una misión en Cuba a petición del presidente francés, Nicolas Sarkozy, insistió en que "hay que apostar por el diálogo".

Felicitó a Obama por el paso dado al eliminar ciertas trabas para viajar a Cuba y para enviar dinero a los cubanos que viven en la isla, pues muestra que "es alguien que cumple sus compromisos", ya que durante la campaña para su elección anunció que tomaría esas medidas.

A su juicio, "estas dos medidas darán un poco de oxígeno a Cuba", tanto en el terreno económico como en los contactos personales, y además aportan "la esperanza" de "un levantamiento definitivo" del embargo estadounidense, que "no tiene ninguna razón de existir", data de la época de la Guerra Fría y no se justifica.

Preguntado sobre si el levantamiento tendría más ventajas para el régimen o para sus opositores, Lang respondió que sería una medida que "beneficiaría al pueblo cubano", al tiempo que recordó las "reacciones positivas" que han suscitado los anuncios de Obama entre los exiliados cubanos.

El político francés indicó que Cuba fue uno de los temas tratados en la entrevista mantenida a principios de mes por Sarkozy y Obama.

En cuanto a posibles misiones, afirmó que "la cuestión está abierta" y que después de su viaje a Cuba en febrero, con el que el presidente francés se había mostrado "muy feliz", ahora "hay que reflexionar sobre nuevas iniciativas".

Acerca de si en ese desplazamiento a La Habana percibió un cambio de actitud tras el relevo de Fidel Castro, explicó que el presidente cubano, Raúl Castro, con el que se entrevistó, le dio la impresión de estar dispuesto a "tratar todos los temas" y también "bastante vivo, bastante abierto".