La Feria del Libro de Buenos Aires cierra con 1,1 millón de visitantes, cifra menor a la de 2008

  • Buenos Aires, 11 may (EFE).- La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, que concluye hoy, tuvo este año 1.170.000 visitantes, lo que refleja una caída en relación a la edición anterior que los organizadores adjudican a la crisis global.

La Feria del Libro de Buenos Aires cierra con 1,1 millón de visitantes, cifra menor a la de 2008

La Feria del Libro de Buenos Aires cierra con 1,1 millón de visitantes, cifra menor a la de 2008

Buenos Aires, 11 may (EFE).- La Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, que concluye hoy, tuvo este año 1.170.000 visitantes, lo que refleja una caída en relación a la edición anterior que los organizadores adjudican a la crisis global.

"Hubo una caída de visitantes del 6 por ciento en relación al año pasado. No podemos ignorar la crisis, pero de todas formas la feria anduvo muy bien. La gente se mostró contenta con su desarrollo", declaró a Efe Carlos Pazos, secretario general de la Fundación El Libro, organizadora de la muestra, una de las más importantes de América Latina.

Pazos adjudicó también la merma de visitantes a las altas temperaturas registradas durante los últimos veinte días en pleno otoño austral, lo que hizo que "la gente prefiera hacer planes al aire libre".

"No llovió un sólo día", explicó el dirigente de la fundación que lleva adelante la XXXV edición de la feria, que comenzó el pasado 23 de abril y reunió este año a 1.256 expositores procedentes de 42 países.

Según las proyecciones de la organización, la muestra fue visitada este año por 1.170.000 personas, a diferencia de los 1.240.000 participantes que alcanzó en 2008, un récord obtenido cuando "la situación coyuntural era otra", definió Pazos.

En cuanto al nivel de ventas, el secretario general de la entidad indicó que las grandes editoriales lograron mantener o superar el número de textos comercializados, pero admitió que los más perjudicados fueron los sellos pequeños.

"Algunos editores dicen que estuvieron arriba (en ventas en comparación a 2008), pero otros estuvieron abajo, sobre todo las editoriales independientes", precisó el organizador de la muestra desarrollada en La Rural, el mayor predio ferial de Buenos Aires.

La industria editorial ha mantenido este año su apuesta por desafiar la adversa situación económica con varias rebajas y saldos, que apuntaron a ofrecer a los lectores una buena oportunidad para mantener nutrida su biblioteca.

Las ofertas pretenden "paliar la falta de ventas, en las que se nota un descenso bastante importante a partir de mediados del pasado año", explicó días atrás Luciano Basilico, de Terra Editora.

La feria contó además con unas 1.500 actividades culturales con la presencia de unos 200 escritores, 40 de ellos extranjeros, entre quienes se encontraron el Premio Pulitzer Junot Díaz, autor de "La maravillosa vida breve de Oscar Wao", y el escritor sueco Henning Mankell, reconocido en todo el mundo por su serie de novela negra sobre el inspector Kurt Wallander.

También visitaron la muestra reconocidos autores españoles, como Benjamín Prado, Fernando Savater, Juan José Millás y Carles Álvarez Garriga, quien presentó "Papeles inesperados", con escritos y cuentos inéditos del argentino Julio Cortázar, el autor más consultado durante la exposición, según los organizadores.

La feria incluyó desde maratones de lectura, encuentros sobre la defensa del idioma, hasta concursos con miras al bicentenario de la revolución de 1810 que abrió paso a la independencia de Argentina.

"Los actos culturales han tenido mayor presencia que otros años y las 13 salas dispuestas en la feria se llenaron en muchas ocasiones", celebró el dirigente de la fundación.

Incluso, los visitantes se agolparon este fin de semana en los pasillos de la feria, ávidos de conocer las novedades de la exposición horas antes del cierre de sus puertas.