La presión de nacionalistas de Québec suspende la recreación de una batalla histórica

  • Toronto (Canadá), 17 feb (EFE).- Las autoridades canadienses han decidido cancelar la recreación en la ciudad de Québec de una histórica batalla del siglo XVIII entre tropas británicas y francesas tras las protestas del movimiento nacionalista quebequés.

La presión de nacionalistas de Québec suspende la recreación de una batalla histórica

La presión de nacionalistas de Québec suspende la recreación de una batalla histórica

Toronto (Canadá), 17 feb (EFE).- Las autoridades canadienses han decidido cancelar la recreación en la ciudad de Québec de una histórica batalla del siglo XVIII entre tropas británicas y francesas tras las protestas del movimiento nacionalista quebequés.

La Comisión de Campos de Batalla Nacionales, un organismo estatal encargado del mantenimiento de antiguos campos de batalla en la ciudad de Québec, anunció hoy la cancelación de la recreación de la batalla de los Llanos de Abraham por razones de "seguridad".

El movimiento soberanista de la provincia francófono consideró los planes de recreación "inapropiados" y "propaganda federalista".

La batalla se produjo en septiembre de 1759 y terminó con la derrota de las tropas francesas a manos de las británicas. La derrota francesa significó el principio del fin de la presencia de Francia en Norteamérica y el dominio anglófono de Canadá.

El pasado 31 de enero la convención del Bloque Quebequés (BQ), el partido que representa el movimiento independentista en el Parlamento canadiense, votó una resolución en la que solicitaba la cancelación de la recreación.

Hoy el presidente de la Comisión de Campos de Batalla Nacionales, André Juneau, anunció en Québec que la recreación no se llevaría a cabo por lo que calificó de "riesgos a la seguridad" del evento.

Juneau justificó su decisión al decir que no se quería que la recreación "se convirtiese en una batalla de gases lacrimógenos"

El plan original incluía la participación de unas 2.000 personas vestidas de época en representación de los casi 10.000 soldados británicos y franceses que lucharon en el lugar en el siglo XVIII.