La Sinfónica de Bilbao dedicará un programa a la música china

  • Bilbao, 7 may (EFE).- La Orquesta Sinfónica de Bilbao-BOS dedicará uno de los dieciocho programas que conformarán su temporada 2009-2010 a la música clásica que se hace en China, con el fin de dar a conocer al público bilbaíno las raíces de una música poco conocida.

La Sinfónica de Bilbao dedicará un programa a la música china

La Sinfónica de Bilbao dedicará un programa a la música china

Bilbao, 7 may (EFE).- La Orquesta Sinfónica de Bilbao-BOS dedicará uno de los dieciocho programas que conformarán su temporada 2009-2010 a la música clásica que se hace en China, con el fin de dar a conocer al público bilbaíno las raíces de una música poco conocida.

El director titular de la BOS, el maestro austríaco Günter Neuhold, y el director general de la orquesta bilbaína, Ibon Aranbarri, han presentado hoy la primera programación de una temporada de la BOS confeccionada íntegramente por su director artístico, que tomó la batuta de la formación en julio del año pasado.

Ambos han destacado en sus intervenciones el programa dedicado a la música sinfónica hecha en China, que tendrá lugar los días 15 y 16 de abril de 2010, y que forma parte, además, de uno de los nuevos ciclos introducidos por el maestro austríaco, denominado "Miradas Sonoras", que estará destinado a acercar al aficionado, de forma monográfica, la música que se hace en determinados países del mundo.

Además del dedicado a China, este ciclo se completará con otros tres programas dirigidos a divulgar la música hecha en Italia (en los conciertos de los días el 5 y 6 de noviembre de 2009), Estados Unidos (11 y 12 de febrero de 2010) y Gran Bretaña (3 y 4 de junio del próximo año).

Otra de las novedades introducidas por Neuhold en la programación habitual de una temporada de la BOS es el ciclo denominado "Grandes Solistas en Recital", compuesto por otros tres conciertos en los participarán como invitados solistas ya consagrados, como la cantaora flamenca Esperanza Fernández y la soprano española María Espada, o jóvenes promesas, como la violinista japonesa Kyoko Yonemoto.

Neuhold ha explicado que su idea, al hacer la programación de la temporada 2009-2010, ha sido la de combinar obras del repertorio clásico de la música sinfónica con otras menos frecuentes, e intérpretes jóvenes y desconocidos con otros ya consagrados.

Este concepto programación, ha agregado Neuhold, se plasmará desde el primer concierto de la temporada, el que ofrecerá los días 8 y 9 del próximo mes de octubre, en el que combinará una obra conocida, como son "Los planetas" de G. Holst, con una pieza menos interpretada, como "Tierra" del español J. Rueda, y la actuación de un percusionista desconocido en España, Martín Grubinger.

Además de los ciclos específicos, la temporada de la BOS estará compuesta por los habituales conciertos de repertorio dedicados a obras populares de compositores emblemáticos de la música sinfónica como Haydn, Mozart, Mahler, Tchaikovsky y Shostakovich, entre otros.

Aranbarri ha destacado también el "atrevido" programa con el que la BOS finalizará, el 17 y 18 de junio de 2010, su temporada, ya que estará compuesto por "una explosiva combinación de fuego y hielo" representados por la pasión de "El amor brujo", de Falla, y la épica rusa de "Alexander Nevsky", de Prokofiev.

Ibon Aranbarri ha agregado que la BOS también ofrecerá en la próxima temporada, en la que cuenta con un presupuesto de 9 millones de euros, sus habituales Concierto de Música de Cámara y realizará una gira internacional, con lo que, al finalizar la misma, habrá dado más de 120 conciertos.