Cultura.- El bailarín Ohad Naharin, Premio Dansa València 2009, destaca que ha creado un "nuevo lenguaje del m

Etiquetas

VALENCIA, 24 (EUROPA PRESS)

El coreógrafo y director artístico de la prestigiosa compañía Batsheva Dance y ganador del Premio Dansa València 2009, Ohad Naharin, ha asegurado que ha creado un "nuevo lenguaje del movimiento" que tuvo como arranque una lesión de espalda que sufrió hace un tiempo.

El certamen entrega su galardón a Ohad Naharin por su trabajo al frente de la Batsheva, que figura entre las compañías de danza que más expectativas despiertan en la actualidad y que se caracteriza por una "fuerte personalidad". Sus bailarines, aunque diferentes entre sí, logran establecer un todo compacto que se trasluce en el escenario mediante una energía arrolladora.

El artista premiado explicó que ha creado un nuevo lenguaje del movimiento que surgió tras una grave lesión de espalda por la que comenzó a relacionarse de forma diferente con su cuerpo. El bailarín habla del movimiento gaga, del que mañana sábado realizará una clase magistral dentro del Festival Internacional Dansa València.

"Con gaga --que de alguna forma había que llamarlo-- descubrimos nuevos patrones de movimiento más allá de los conocidos. Una técnica que conecta directamente con la pasión y la locura. Un movimiento que ayuda a mejorar, tanto físicamente como mentalmente", afirma el coreógrafo.

El Premio Dansa València se otorga como reconocimiento a la trayectoria nacional e internacional de una personalidad del mundo de la danza. En esta edición Ohad Naharin, director artístico de Batsheva Dance, ha sido el galardonado.

Para la directora general de Teatres de la Generalitat, Inmaculada Gil Lázaro, "Ohad Naharin es un creador total, preocupado por todos los aspectos del montaje"

Ohad Naharin empezó su formación como bailarín con la Batsheva Dance Company. Tan solo un año después fue invitado por Martha Graham a unirse a su compañía en Nueva York y también disfrutó de una beca en la escuela del prestigioso American Ballet."Béjart y Martha Graham fueron mis primeras estaciones profesionales, aunque han influido más en mi trabajo coreógrafos como Pina Bausch, Merce Cunningham o David Gordon", apunta.

Después de un año en la Martha Graham Dance Company, continuó sus estudios en la Juilliard School of Music así como con Maggie Black y David Howard. Se incorporó después a la compañía de Maurice Bejart en Bruselas durante una temporada e hizo su debut coreográfico en 1980 en el Kazuko Hirabayashi studio de New York. Desde 1980 a 1990 trabajó en New York, donde vivió junto a su mujer, la bailarina Mari Kajiwara, que murió de cáncer en 2001. En 1990 fue nombrado director artístico de la Batsheva Dance Company.