Gelabert estrena una coreografía sobre la aceleración de la vida moderna

  • Barcelona, 15 abr (EFE).- El coreógrafo Cesc Gelabert, al frente de la Gelabert-Azzopardi Companyia de Dansa, estrena mañana en el Lliure una coreografía sobre la aceleración y la fragmentación de la vida moderna, que muestra en el escenario con la música de Haendel y Comelade.

Gelabert estrena una coreografía sobre la aceleración de la vida moderna

Gelabert estrena una coreografía sobre la aceleración de la vida moderna

Gelabert estrena una coreografía sobre la aceleración de la vida moderna

Gelabert estrena una coreografía sobre la aceleración de la vida moderna

Barcelona, 15 abr (EFE).- El coreógrafo Cesc Gelabert, al frente de la Gelabert-Azzopardi Companyia de Dansa, estrena mañana en el Lliure una coreografía sobre la aceleración y la fragmentación de la vida moderna, que muestra en el escenario con la música de Haendel y Comelade.

El espectáculo, "Sense Fi-Conquassabit", es una nueva producción de la compañía residente del Teatre Lliure que pondrá en escena con una decena de intérpretes, entre ellos el propio Gelabert.

Gelabert mostrará en el escenario del Lliure una creación propia de cuya segunda parte se erige en protagonista y que se incluirá en la programación del próximo Festival de Edimburgo.

"Conquassabit" es el título de esa segunda parte del espectáculo, "como un paisaje urbano que se mira de lejos, una pieza muy intensa", ha dicho el coreógrafo.

Se trata de una palabra latina que quiere decir conmocionar, romper, dividir, fragmentar, y ese es el punto de partida de la obra creada con la idea central de la aceleración, ha explicado Gelabert.

El coreógrafo está convencido de que esa idea de aceleración le "ofrece muchas opciones coreográficas abstractas, y en la vida actual tiene muchas resonancias cada vez más importantes", como es el caso de Internet, "medio que nos da muchas posibilidades, pero que también nos roba tiempo".

Para articular esa idea, el coreógrafo tomó varios fragmentos de la música de Haendel y los ordenó de manera que cada vez su tempo era más rápido.

Eligió la música del compositor de origen alemán porque le gusta, porque se conmemora el 250 aniversario de su muerte y porque "trabaja muy bien el bajo continuo orquestal y, en contraste con ello, la voz".

Esa música, en opinión de Gelabert, "tiene el ritmo plano y la poesía del rap, pero en términos barrocos" y por ello "me permite mostrar -ha dicho- esa aceleración y su contraste con la quietud, la calma después de un huracán que en el escenario se materializa con el aria "Dolce Riposso".

Por contraste, "Sense Fi", la primera parte del espectáculo, es según el bailarín y coreógrafo "más la mirada subjetiva de una persona (Gelabert), un personaje que dentro de esa aceleración mantiene siempre una sonrisa, una pieza que habla de lo más íntimo".

En esa primera parte los bailarines ejecutan diferentes acciones sin fin que se van encadenando y que son como proyecciones de la imaginación del personaje central.

La mayoría de las coreografías de esa primera parte están interpretadas por dúos o tríos de bailarines que danzan al compás de la música creada 'ex profeso' por Pascal Comelade, una composición "un poco más dura que las habituales, aunque incorpora sonidos acostumbrados como en este caso el de un pito o una sierra", ha dicho.

La escenografía de Llorenç Corbella coloca en esta primera parte del espectáculo objetos reales, para mirar de cerca, como un tablón de anuncios, o unas piezas de hielo con luz interior.

"Sense Fi-Conquassabit" tuvo un estreno previo en el Teatro Auditorio de Huesca, en el que la compañía trabajó el espectáculo, y un pequeño 'stage' en Sant Cugat del Vallès (Barcelona).

Estará en el escenario del Teatro Lliure, del que la compañía es residente, hasta el 26 de abril y después viajará a Italia, Bolivia, Perú, Washington y al Festival de Edimburgo (Reino Unido).