José Antonio dice que, pese a la buena calidad técnica, la ausencia del folclor "crea bailarines con menos identidad"

MURCIA, 30 (EUROPA PRESS)

El director del Ballet Nacional de España (BNE), José Antonio, aseguró hoy que actualmente "hay un buen nivel en lo que respecta a la técnica, pero existe una ausencia en lo que es el reconocimiento de nuestras raíces, el saber de dónde venimos, y eso, también es lógico, crea bailarines con menos identidad y personalidad".

Y es que, reconoció, "hay una parte que prácticamente está ausente en nuestros espectáculos, que es la presencia del folclor, y eso es una pérdida tremenda". A su juicio, "la danza folclórica no tiene por qué estar reñida con la danza teatral, pues son cosas que se nutren y se complementan".

"El bailarín, por regla general, tiene una formación de clásico español, ballet clásico y flamenco y hay una parte regional que te das cuenta que se desconoce", apuntó José Antonio, quien consideró que "el bailarín debe de formarse lo más ampliamente posible, es muy importante que tenga las referencias, porque todos somos consecuencia de los grandes maestros y de los grandes genios del baile, de la música y de todo".

No obstante, aclaró que "no hay que ser catastrofistas, pues hay que pensar en lo que se ha avanzado y en lo que hay por hacer", al tiempo que se mostró partidario de que los conservatorios recuperen esa parte de folclor ausente en el baile español, "igual que en ballet hay asignaturas de danzas de carácter, porque es muy importante dar la personalidad y la identidad de lo que estas bailando en ese momento".

De hecho, José Antonio aseguró que "la danza española realmente no existe, es la estilización, un híbrido que nace de la escuela bolera, de la danza, del folclor y del flamenco, por lo que hay una parte que esta muy ausente, no digo en todos los lugares, pero sí hay una tendencia por parte de los bailarines a no entrar en ese terreno y eso es un grave error".

Respecto a la acogida que podría tener entre el público la recuperación del folclor en el baile español, el director del BNE comentó que "cada uno desde su parcela debe hacer lo posible para informar y el público, cuando tiene una amplia paleta de colores, elige, pero de este modo no puede elegir nada, porque lo que hay es blanco y negro, entonces no hay matices".

Al respecto, declaró que "soy de las personas que digo que no siempre las instituciones tienen culpa de las cosas, también las entidades privadas y, sobre todo, los profesionales". "Hay gente que esta muy preocupada en subsistir y no tiene el rigor, pues dice que 'esto es lo que se vende y lo que voy a dar', pero esa no ha sido mi trayectoria".

Así, lamentó que "los artistas a veces no dignifican su profesión y ese es un problema que tenemos, que hay a veces quejas y a la hora de la verdad no nos sentamos todos, vengan del lado que vengan, para construir algo sólido que dignifique el baile".

Al hilo, defendió que los bailarines "igual que cualquier trabajador" deberían poder llegar a la jubilación a los 65 años, es decir, "tener un retiro reconocido cuando llegas a una edad razonable". Por ello, recalcó que "no debemos de enmudecer y, en lugar de preocuparnos tanto de si cobramos más o menos de dietas, lo que tenemos es que dar dignidad, no criticarnos unos a otros y sentarnos para construir".

José Antonio realizó estas declaraciones en Murcia, instantes antes de impartir una conferencia en el Conservatorio Profesional de Danza, dentro de las actividades programadas con motivo del Día Mundial de la Danza. Precisamente, el director del BNE señaló que en la actualidad "hay más posibilidades para que un alumno tenga acceso a las enseñanzas, pero oportunidades menos, porque hay menos compañías y ese es el problema, porque las compañías publicas son pocas y las privadas se hacen a base de un esfuerzo increíble".

En este sentido, José Antonio remachó que el nivel conservatorio murciano "está bien, y desde hace muchos años", recordando que en el Ballet Nacional de España hay en estos momentos cuatro bailarines que pasaron por el centro académico murciano.

Asimismo, resaltó que "en esta región hay una gran pasión y un gran respeto al baile, esta muy acostumbrada porque han venido muchas compañías importantes, y eso es una labor de los responsables del conservatorio, las academias y de las personas a las que les gusta la danza". "Hay que inculcar a los alumnos a que vean lo máximo posible, ya que con el tiempo tendrán criterio para seleccionar y elegir", apostilló.

30 AÑOS DEL BNE.

José Antonio, que fue presentado por la directora general de Ordenación Académica, Aurora Fernández, impartió una conferencia con el título '30 años del Ballet Nacional de España'.

El director del BNE, readaptando el conocido bolero de Carlos Gardel, aseguró que "treinta años no es nada, pero sí supone un recorrido muy interesante y supone la creación de una infraestructura y un concepto que no existía en ese momento, en el año 78, cuando se formó".

"Creo que ha sido un recorrido intenso y para los que los hemos vivido desde el inicio ha sido muy fructífero y la verdad muy apasionante", concluyó.