José Martínez debuta en el "Bolero" de Ravel visto por Maurice Béjart

  • París, 11 feb (EFE).- El bailarín José Martínez (Cartagena, 1969), estrella de la Opera de París, debuta hoy en uno de los papeles más difíciles de la coreografía contemporánea, "Bolero", de Maurice Ravel, visto por Maurice Béjart.

José Martínez debuta en el "Bolero" de Ravel visto por Maurice Béjart

José Martínez debuta en el "Bolero" de Ravel visto por Maurice Béjart

París, 11 feb (EFE).- El bailarín José Martínez (Cartagena, 1969), estrella de la Opera de París, debuta hoy en uno de los papeles más difíciles de la coreografía contemporánea, "Bolero", de Maurice Ravel, visto por Maurice Béjart.

Muy pocos bailarines se atreven con esta obra de técnica nada sencilla que cuenta en su haber con celebradísimos intérpretes.

El hecho de que una estrella de una de las mejores compañías del mundo se disponga a dejar su impronta, por primera vez, en una pieza interpretada de manera tan excelente por otros bailarines hace que la función no pase desapercibida.

José Martínez hacía tiempo que quería bailar esta pieza, según comentaron a Efe fuentes de la Ópera, y "está muy entusiasmado" con la idea, explicaron fuentes de su entorno.

"Se siente en su apogeo", entre otras razones porque "nunca bailó tanto como en estos últimos meses" y ni siquiera ha podido tomar vacaciones tras el éxito de su coreografía para la Opera de París "Les Enfants du Paradis", que bailó del 21 de octubre al 8 de noviembre, agregaron.

Estrenado en 1960, y en el repertorio de la Opera de París desde 1970, el "Bolero" de Béjart (1927-2007) no se inspiró en el creado para la bailarina Ida Rubinstein en 1928.

Fue en las tabernas "todavía sin contaminar por el turismo" de los "pueblecitos griegos de los años 50, recorridos a pie", donde el maestro marsellés descubrió "la esencia de ese movimiento entre Oriente y Occidente", según explicó él mismo.

En los montajes de Béjart, a partir de 1979, la gitana originaria que el coreógrafo Bronislava Nijinska colocó sobre una mesa en una taberna andaluza, para mayor "embriaguez sensual de la asamblea masculina", era a veces un hombre, recordó la Opera de París.

Una figura siempre no menos embriagadora, de incansable "balanceo sensual y lascivo" ante una treintena de bailarines absortos en el intenso 'crescendo' de Ravel, añadió.

El bailarín estrella de la Opera de París Nicolas Le Riche es uno de sus más celebrados intérpretes masculinos del momento, como lo fue Jorge Donn en tiempos de Béjart y la bailarina yugoslava Duska Sifnios que estrenó en los sesenta la versión femenina.

Esta noche, el programa de la Opera Garnier se abrirá con "Suite en blanc" (1943), de Edouard Lalo y coreografía de Serge Lifar; y seguirá "L'Arlésienne", de Georges Bizet y Roland Petit; para concluir con el punto álgido del famoso "Bolero".

Tanto la coreografía como los decorados y el vestuario de la mítica pieza son de Béjart.

La Opera de París completa con este programa el homenaje rendido al gran coreógrafo el pasado diciembre con tres obras suyas, "Serait-ce la mort ?", "L'Oiseau de feu" y "Le Sacre du printemps", otra de sus míticas creaciones.

José Martínez nació en Cartagena en 1969, se formó en la escuela Rosella Hightower en Cannes (Francia) y entró a formar parte del Ballet de la Ópera de París en 1988, para ser nombrado estrella en 1997.

Cuando le es posible, al bailarín y coreógrafo, Premio Nacional de Danza 1999, le gusta actuar, dar clases magistrales y aportar su experiencia en España, cuyo patrimonio coreográfico siempre le ha interesado sobremanera, en particular su conservación.

Tras el "Bolero", su próxima actuación será en el Teatro Juan Bravo de Segovia, el día 21, con el grupo 'José Martínez y los Bailarines de la Opera de París', que también le acompañarán el próximo mes de julio en el Festival Itálica de Sevilla.