La danza más elegante llega al Festival de Dansa de València con los Ballets de Montecarlo

  • Valencia 13 may (EFE).-Los Ballets de Montecarlo recalan de nuevo en los escenarios valencianos esta vez dentro de la programación del Festival Internacional Dansa València, organizado por el Centro Coreográfico de Teatres de la Generalitat, con el programa doble "Altro Canto" que estará en el Teatro Principal desde mañana jueves hasta el domingo 17 de mayo.

La danza más elegante llega al Festival de Dansa de València con los Ballets de Montecarlo

La danza más elegante llega al Festival de Dansa de València con los Ballets de Montecarlo

Valencia 13 may (EFE).-Los Ballets de Montecarlo recalan de nuevo en los escenarios valencianos esta vez dentro de la programación del Festival Internacional Dansa València, organizado por el Centro Coreográfico de Teatres de la Generalitat, con el programa doble "Altro Canto" que estará en el Teatro Principal desde mañana jueves hasta el domingo 17 de mayo.

El coreógrafo-director Jean-Christophe Maillot ha realizado una apuesta muy personal con este doble montaje de "Altro Canto", según indica en un comunicado Inmaculada Gil Lázaro, directora general de Teatres de la Generalitat.

"Un trabajo redondo, muy maduro y de una profundidad espiritual que conmueve al espectador" apunta Inmaculada Gil Lázaro.

Maillot, seducido por el ambiente sacro y la música de Monteverdi y Kapsberger pone sobre el escenario la historia de una misteriosa relación contada con un lenguaje coreográfico renovado.

"Altro Canto I" presenta la estrecha relación que existe entre la música y la vibración sonora de los cuerpos en movimiento mientras que "Altro Canto II" despunta una manera más íntima, explorando el conflicto entre el ser humano y su propio inconsciente.

Apoyándose en una luminosa escenografía, y un exquisito vestuario firmado por el carismático Karl Lagerfeld, y con un ritmo sostenido, el personaje principal se muestra lúdico.

La música de Bertrand Maillot sostiene la danza. La coreografía no deja espacio para lo anecdótico, es la historia de los cuerpos que bailan la música interna del creador y sus excelentes intérpretes.

La historia de Les Ballets de Monte-Carlo se remonta al año 1911, fecha en la que Diaghilev fija la residencia de su compañía en el Principado de Mónaco.

Durante 20 años, el empresario ruso y sus colaboradores, algunos de los más importantes artistas del siglo XX, fijaron el rumbo de esta 'troupe' internacional que revolucionó el ballet de su tiempo, pero en 1929, tras la muerte de Diaghilev, la compañía se disolvió.

Tres años después, en 1932, una nueva compañía emerge de la fusión de los Ballets de l'Opéra de Monte-Carlo y el Ballet de l'Opéra Russe en París, con Colonel de Basil, como director, y René Blue, como director artístico.

Las disputas internas entre Basil y Blum desembocaron en cisma y en la posterior fundación del Ballet de Monte-Carlo (más tarde Ballet Russe de Monte-Carlo), con dirección de Massine.

Durante la II Guerra Mundial, la compañía fija su residencia en Estados Unidos y en los años 50, comienza una gradual disolución que se volvió imparable hasta llegar a la desaparición en la década de los sesenta.

En 1985, tras una intensa y cambiante trayectoria, Les Ballets de Monte-Carlo es nombrada compañía oficial de Mónaco por la Princesa de Hanóver, de acuerdo con los deseos de su madre, Grace Kelly, Princesa de Mónaco.

En 1993, Jean-Christophe Maillot (1960, Tours, Francia) es nombrado coreógrafo y director de Les Ballets, cambiando el curso de esta formación de casi cincuenta bailarines.

Un nuevo destino apuntalado en la creación de un repertorio propio, en el uso de las nuevas tecnologías y en su empeño por contar con la colaboración de artistas de la talla de Lucinda Childs, Karole Armitage, William Forsythe, Jacopo Godani, Nacho Duato y Sidi Larbi Cherkaoui, entre otros.