La Opera de París celebra el fervor coreográfico y el trabajo de Nacho Duato

  • París, 16 abr (EFE).- La directora de Danza de la Opera de París, Brigitte Lefèvre, ensalzó hoy la dedicación y el trabajo de Nacho Duato, cuya salida de la Compañía Nacional de Danza (CDN) "ha sorprendido mucho en el mundo internacional de la danza" porque es uno "de los pocos coreógrafos que encontramos importantes".

La Opera de París celebra el fervor coreográfico y el trabajo de Nacho Duato

La Opera de París celebra el fervor coreográfico y el trabajo de Nacho Duato

París, 16 abr (EFE).- La directora de Danza de la Opera de París, Brigitte Lefèvre, ensalzó hoy la dedicación y el trabajo de Nacho Duato, cuya salida de la Compañía Nacional de Danza (CDN) "ha sorprendido mucho en el mundo internacional de la danza" porque es uno "de los pocos coreógrafos que encontramos importantes".

"Es alguien por quien tengo mucha admiración", declaró Lefèvre a Efe, con ocasión del inminente reestreno de "White Darkness" (2001), pieza inspirada en el mundo de la droga, la dependencia y la muerte que entró en el repertorio del Teatro Garnier en 2006.

Es un artista "admirado en todas partes", recalcó esta figura mundial de la danza, quien recordó cómo intentó trabajar hace años con Nacho Duato (1957) "pero él rechazó (la oferta) en un primer momento porque estaba lanzando esa bella aventura de su ballet en España y no podía hacer otra cosa".

"Me dijo: 'voy a dar toda mi energía para mi compañía'; y me pareció verdaderamente bien, porque algunos directores tienen su compañía y luego su placer de coreógrafos", subrayó Lefèvre, entusiasta ante esa "manera tan responsable de ejercer" una tarea.

Cuando "le pedí "White Darkness" trabajamos juntos, vino a hacer audiciones para elegir a los bailarines, con mucho cuidado, hablamos mucho de ello, me aconsejó, y designó a la persona que se encargaría de ensayarla en su ausencia", destacó en conversación telefónica.

Dos años después, "no ha pasado tanto tiempo y hay sólo algunos cambios de distribución por razones múltiples y variadas", pero "hemos vuelto a recomenzar el trabajo para ver quien debía bailar y envío a uno de sus repetidores", explicó.

La responsable de uno de las mejores ballets del mundo, convencida de la "cada vez es más tenue la frontera entre la danza clásica y la danza contemporánea", celebró particularmente "el fervor que tiene Nacho Duato para con su repertorio".

"Comprendo que un coreógrafo quiera estar ahí, el arte contemporáneo para la danza también está muy ligado a lo que desea el autor", resaltó, preguntada por la polémica surgida en España con el cese del artista y el futuro de las obras creadas para la CND.

"Espero que Nacho Duato podrá venir con nosotros a hacer una pieza" en el futuro, añadió la directora quien destacó, asimismo, la "inflexibilidad" en Francia del derecho moral de los artistas sobre sus obras.

A diferencia de los países anglosajones, donde el derecho del productor es más importante, como se ve en el cine estadounidense, en Francia los derechos de autor son "extremadamente poderosos" y todo debe hacerse "en acuerdo" con el creador de la obra, explicó.

En la Opera de París, precisó, "tenemos licencias" de representación por algunos años, cinco o más, luego la pieza vuelve al coreógrafo que la creó.

"Es paradójico, compramos una obra y no nos pertenece, pero es la posibilidad de que el artista pueda mantener su punto de vista", luego "es una cuestión de relación", indicó.

Lefèvre dijo haber elegido "White Darkness" y no otra pieza de Duato tras hablar con él y haberse puesto de acuerdo sobre ella, y porque "se sitúa muy bien en este teatro de la Opera Garnier, para dar la impresión de que entramos en el espíritu del sufrimiento, de la emoción", de algo más grave que la tristeza.

En esta ocasión "White Darkness" comparte cartelera del 29 de abril al 17 de mayo próximos con el estreno mundial de "Hark!", del coreógrafo israelí Emanuel Gat (1969), y con "MC 14/22 'ceci est mon corps'", del franco-albanés Angelin Preljocaj (1957).

"Son tres hombres con mucho talento en momentos diferentes de sus carreras. Tres coreógrafos muy confirmados", explicó la directora.

El menos conocido es Gat, autor de una obra "muy sensible, muy fina, no minimalista, más secreta todavía que la de Duato, más abstracta, del dominio del pensamiento, de las sensaciones, muy fuerte, con momentos muy líricos", resumió.