Más de 1.200 bailarines llevan la danza a la calle en San Sebastián

  • San Sebastián, 26 abr (EFE).- Más de 1.200 bailarines han llevado hoy la danza clásica a la calle en San Sebastián, al efectuar una clase de barra en las barandillas del río Urumea, en una iniciativa organizada por la Asociación de Profesores de Danza de Guipúzcoa.

Más de 1.200 bailarines llevan la danza a la calle en San Sebastián

Más de 1.200 bailarines llevan la danza a la calle en San Sebastián

Más de 1.200 bailarines llevan la danza a la calle en San Sebastián

Más de 1.200 bailarines llevan la danza a la calle en San Sebastián

San Sebastián, 26 abr (EFE).- Más de 1.200 bailarines han llevado hoy la danza clásica a la calle en San Sebastián, al efectuar una clase de barra en las barandillas del río Urumea, en una iniciativa organizada por la Asociación de Profesores de Danza de Guipúzcoa.

La Asociación ha celebrado esta actividad, por decimocuarto año consecutivo, con motivo del Mes de la Danza, aunque esta vez se ha tenido que trasladar la clase a la desembocadura del Urumea en lugar de realizarla en la barandilla de La Concha, debido a las obras.

En una primera tanda, varios centenares de niños de entre 5 y 10 años han desarrollado los principales movimientos de la danza clásica, mientras que les han seguido bailarines mayores en un segundo turno.

La presidenta de la Asociación, María Eugenia Miasuetxe, ha explicado a Efe que en las anteriores ediciones se juntaron unos 1.800 bailarines, pero que el cambio de localización ha obligado a reducir el número de participantes, procedentes de más de 40 escuelas de Guipúzcoa y alguna de Vizcaya.

Ha indicado que los ejercicios efectuados forman parte de una clase técnica de barra, "donde está toda la danza condensada".

La responsable de la iniciativa ha valorado la oportunidad de "sacar a la calle la danza clásica" para que no se perciba como una disciplina elitista, sino que todos los ciudadanos "puedan participar y disfrutar de ella".

Aunque el desarrollo de la danza clásica en Guipúzcoa "va en aumento", Maisuetxe ha opinado que "no deja de ser la hermana pobre de las artes, la de las poca subvenciones, en la que todo se hace con mucho amor y con mucho esfuerzo por parte de bailarines y padres".