Ópera y ballet en la otra "cumbre", la de las primeras damas

  • Londres, 2 abr (EFE).- Mientras sus maridos discutían y decidían el futuro de la economía mundial, las primeras damas del G-20 disfrutaron hoy del Londres más cultural y asistieron a todo un recital de ballet, ópera y literatura en la Royal Opera House.

Ópera y ballet en la otra "cumbre", la de las primeras damas

Ópera y ballet en la otra "cumbre", la de las primeras damas

Londres, 2 abr (EFE).- Mientras sus maridos discutían y decidían el futuro de la economía mundial, las primeras damas del G-20 disfrutaron hoy del Londres más cultural y asistieron a todo un recital de ballet, ópera y literatura en la Royal Opera House.

Ataviadas con sus mejores galas, las cónyuges de los líderes más influyentes del planeta desembarcaron en el barrio londinense de Covent Garden a primera hora de la mañana, donde la anfitriona, la esposa del primer ministro británico, Gordon Brown, les recibió afectuosamente.

Una jornada más, las miradas se dirigieron al vestuario de la propia señora Brown y al atuendo de Michelle Obama, cuya naturalidad y espontaneidad está conquistando estos días a la exigente prensa de la isla.

En esta ocasión, las dos primeras damas coincidieron en el color elegido para sus diseños, el azul, aunque fue la estadounidense quien volvió a acaparar los flashes con un modelo de Jason Wu compuesto por una falda hasta la rodilla con mucho volumen y una chaqueta de punto con estampado a rombos en crema y vino.

Sarah Brown, por su parte, optó -como viene siendo habitual- por un vestido azul oscuro de corte tradicional de su diseñador favorito, Graeme Black, acompañado por medias y zapatos negros.

Significativas fueron las ausencias de la "presidentas" española y francesa, Sonsoles Espinosa y Carla Bruni, que no acompañaron a sus cónyuges a Londres por no tratarse de una visita de Estado al uso.

A lo largo de la mañana, las primeras damas disfrutaron de J.K. Rowling, la conocida autora de la saga de Harry Potter, quien leyó una serie de extractos de su última obra, "Cuentos de Beedle el bardo".

Más tarde, asistieron a la representación de la obra de Ígor Stravinsky "The Firebird", interpretada por la compañía Ballet Black, que integra en su formación a bailarinas asiáticas y afroamericanas.

Además, escucharon a Händel interpretado por la Royal Opera Orchestra, y el Ballet Real las deleitó con una sublime actuación.

Tras este completo programa, las cónyuges -que se han mostrado muy unidas en sus apariciones públicas- asistieron a un almuerzo privado a la espera de que los dirigentes concluyeran con un acuerdo la cumbre que les ha traído hasta Londres.