ÚLTIMA HORA 13:51 Un avión con medio centenar de pasajeros se estrella en el norte de Pakistán al poco de despegar

Sólo 900 personas podrán ver el "Event" creado por Cunningham para el museo Reina Sofía

  • Madrid, 7 may (EFE).- Sólo 900 personas tendrán el privilegio de contemplar a partir de hoy la "pieza de arte efímero" que el coreógrafo Merce Cunningham, que acaba de cumplir 90 años, ha creado para el Reina Sofía: un "Event" que 14 miembros de su compañía bailan en una sala del museo a escasos centímetros de los espectadores.

Sólo 900 personas podrán ver el "Event" creado por Cunningham para el museo Reina Sofía

Sólo 900 personas podrán ver el "Event" creado por Cunningham para el museo Reina Sofía

Madrid, 7 may (EFE).- Sólo 900 personas tendrán el privilegio de contemplar a partir de hoy la "pieza de arte efímero" que el coreógrafo Merce Cunningham, que acaba de cumplir 90 años, ha creado para el Reina Sofía: un "Event" que 14 miembros de su compañía bailan en una sala del museo a escasos centímetros de los espectadores.

Según ha explicado a Efe el director ejecutivo de la compañía, Trevor Carlson, los asistentes -en grupos de 150 en cada uno de los dos pases diarios que habrá desde mañana hasta el día 9- elegirán una posición en la sala donde los bailarines evolucionarán por los cinco "tatami" que se han colocado en el suelo.

La ubicación del público es fundamental en todos estos espectáculos porque Cunningham quiere que su forma de entender la composición, como un collage dadaísta, esté no sólo dispuesto frontalmente al espectáculo sino que se desplace por la sala para que tenga multiplicidad de "centros" de observación.

En este "Event", "el ochenta y tantos", según Carlson, de los que Cunningham ha hecho desde 1964, los bailarines actuarán durante unos 40 minutos en cada "pase" en la Sala 1 del Reina Sofía, en el Edificio Sabatini.

Se trata de un espacio largo y estrecho dividido en tres galerías en las que se han colgado como fondo grandes murales, pintados por el propio Cunningham y otros miembros de la compañía.

Son, dice Carlson, "reinterpretaciones" de partituras del compositor John Cage, compañero sentimental del coreógrafo durante 50 años, hasta su muerte en 1992.

La compañía, que ha actuado también la pasada semana en el Festival Internacional Madrid en Danza, ideó los "Event" como una manera de presentar su trabajo fuera del espacio escénico tradicional.

"Realmente hay que amar la danza para dedicarle la vida. No te devuelve nada: ni manuscritos que conservar ni pinturas que mostrar en las paredes o tal vez colgar en los museos ni poemas para editarse o venderse", explica el coreógrafo en el "programa de mano" editado por el Reina Sofía.

Un "Event" está compuesto por diversas secciones de coreografías preparadas con antelación que son ensambladas el mismo día de su representación para adaptarse al espacio, y lo habitual es que los bailarines no escuchen la música hasta el mismo día del estreno para que sea el azar el que determine los elementos.

Para su "exposición" en el Reina Sofía, la música la pondrán Takehisa Kosugi, director musical de la compañía desde 1995, y Stephen Moore y John King, además de Alessandra Rombola y Ingar Zach, ambas residentes en España.

Cunningham, nombrado "Living Leyend" (Leyenda Vida) por la Biblioteca del Congreso de los Estados Unidos, creó su compañía en 1953 y revolucionó las ideas básicas de la danza moderna, en la que ha aplicado tecnología como los programas informáticos de captura del movimiento y que ya emplean coreógrafos de todo el mundo.

Con su iniciativa, el museo quiere rendir homenaje a la "gran aportación" que el coreógrafo ha hecho en el desarrollo del arte contemporáneo en la segunda mitad del siglo XX, "superando con creces el ámbito estricto de la danza".

El museo ha organizado también un taller infantil de danza, los días 7, 8 y 9 de mayo, con el método de Merce Cunningham.