La era digital pone en peligro 150 empleos en la editorial más antigua mundo

  • Londres, 6 abr (EFE).- La revolución digital y el fin de la impresión litográfica podría poner en la calle a 150 trabajadores si se cumplen los planes de Cambridge University Press (CUP), la editorial más longeva del mundo, con 425 años de historia.

La era digital pone en peligro 150 empleos en la editorial más antigua mundo

La era digital pone en peligro 150 empleos en la editorial más antigua mundo

Londres, 6 abr (EFE).- La revolución digital y el fin de la impresión litográfica podría poner en la calle a 150 trabajadores si se cumplen los planes de Cambridge University Press (CUP), la editorial más longeva del mundo, con 425 años de historia.

Según publica hoy el diario británico "The Guardian", la editorial, que negocia los despidos con los sindicatos, justifica esta medida en el impacto económico que supone pasar de la impresión tradicional a la digital, que cuantifica en pérdidas superiores a 2 millones de libras (2,2 millones de euros) anuales.

El director de asuntos corporativos de la editorial, Peter Davison, destaca que una simple reducción de 60 puestos de trabajo limitaría las pérdidas anuales a 300.000 libras (330.000 euros), una cifra que CUP tal vez se pudiera permitir.

Sin embargo, los sindicatos han alertado de que este paso podría suponer "el principio del fin" de la editorial creada bajo el auspicio de Enrique VIII, y han elevado sus protestas ante "El Sindicato", organización dependiente de la Universidad de Cambridge que se encarga de supervisar la actividad de la editorial.

Este sindicato, formado por 18 catedráticos de Cambridge, asegura que las críticas de los sindicatos han sido "bien recibidas" por el consejero delegado de CUP, Stephen Boourne, y que han provocado "un giro en su táctica".

El próximo jueves los representantes de los trabajadores volverán a reunirse con la dirección de la editorial para tratar de minimizar el impacto del recorte de gastos en la plantilla.

Cambridge University Press, que ha publicado trabajos de Isaac Newton o John Milton, emplea a más de 1.000 personas en esta ciudad del sureste de Inglaterra y a otros 800 trabajadores en el resto del mundo.

Sin embargo, la generalización en el uso de las nuevas tecnologías y la publicación en línea de los trabajos de muchos profesores de la propia Universidad han minado en los últimos años los ingresos de la editorial, que tiene ahora el 80 por ciento de su mercado fuera del Reino Unido.