Los primeros libros digitales en catalán ya se venden por Internet desde un euro

BARCELONA, 2 (EUROPA PRESS)

Los primeros libros digitales en catalán ya se venden por Internet, en la web de la plataforma 'edi.cat', a partir de un euro --precio de promoción de algunos clásicos-- y hasta 12, pero siempre entre un 30 y un 40 por ciento más baratos que en papel.

Los primeros 20 libros que se ofertan en la web --a los que se les añadirán otros 20 ó 30 a lo largo de este mes-- también estarán disponibles para Sant Jordi en las librerías con las que a partir de hoy negociarán los impulsores de la plataforma: las editoriales Angle, Bromera i Cossetània.

El director de Angle, Eudald Tomasa, indicó hoy en rueda de prensa que la iniciativa es pionera en Catalunya y casi en España --sólo hay referencias de una editorial vasca que los ofrece para móvil--, pero "el bebé", como se refirieron los editores a la iniciativa, nace vacunada: dotados con protección DRM anti pirateo, cada fichero sólo se podrá visualizar en cuatro soportes, los que el usuario elija.

Así, al adquirir el código de la descarga por Internet o en una librería convencional, el cliente deberá registrarse como usuario en 'edi.cat' y registrar sus dispositivos de lectura (el e-book, el ordenador o el móvil), por lo que el material no se visualizará en ningún soporte que no esté inscrito.

Entre los libros que ya se pueden adquirir destacan 'Contra la fam i la guerra', 'Foc latent' y 'La meva veritat', todos sellados por Angle; 'El col·leccionista de fades', 'El pou i el pèndol' y 'Encara no m'estimes', de Bromera, y 'El viatge de Rudy', 'La catosfera literària' y 'Vilaniu', de Cossetània.

VENTAJAS

Dotado con tecnología Mobipocket, la más extendida en Europa, los libros digitales de estas tres editoriales se publicarán a la vez que en papel, dijo el editor de Bromera, Josep Gregori, que le vio ventajas al formato respecto al papel --aunque éste tiene más "encanto"-- como la capacidad de almacenaje (caben centenares de libros en un e-book) y es cómodo, porque se puede cambiar el tamaño de la letra.

"La irrupción del libro digital conllevará el inevitable retroceso del tradicional", aseguró Gregori, y, pese a estar convencidos de que el futuro del libro se encara al digital, los tres directivos confiaron en que el papel no desaparecerá. "Es una situación de cambio", resumió el gerente de Cossetània, Jordi Ferré.

Que el formato en digital sea más barato no repercute en las ganancias del autor, porque percibe más porcentaje del digital (un 16 por ciento del precio de venta), de modo que el creador "recibe lo mismo" de una venta en digital o en papel, aseguraron los editores.

Esta tarde organizarán una fiesta de presentación en el espacio Portae bajo el título de 'De l'oralitat a l'e-book', concepto que plasmarán en unos plafones que rememorarán la historia del libro, desde la trasmisión oral hasta el aún hilvanado mundo del libro digital.