El XVIII Festival Pirineos Sur, que se celebra en julio en Huesca, estrenará escenario y homenajeará a la música negra

SAN SEBASTIAN, 28 (EUROPA PRESS)

El Festival Pirineos Sur, que se celebrará en las localidades oscenses de Lanuza y Sallent de Gallego del 9 al 26 de julio, rendirá homenaje a la música negra de América, Europa y África, bajo el epígrafe 'Atlántico Negro', y celebrará sus 18 años en activo con una fiesta inaugural a cargo de 17 hippies y Shantel & Bucovina Club Orkestar y otra de clausura que contará con la participación de Ojos de Brujo. Además, este año estrenará un nuevo escenario en Lanuza con capacidad para 4.500 personas.

En una rueda de prensa en San Sebastián, el director del festival, Luis Calvo, recordó que han pasado 18 años desde que el 10 de julio de 1992 se inaugurara este certamen, que este año, previsiblemente volverá a contar, como es habitual, con "un 18 por ciento de público procedente de Gipuzkoa".

Durante este tiempo, el Festival ha ofrecido la actuación de 500 artistas y 650.000 personas han disfrutado de propuestas, según datos aportados por Calvo. Además, destacó que esta cita ha servido para dar un "fuerte" impulso turístico al Valle de Tena, y así mientras que antes julio se consideraba temporada baja ahora es alta, lo que ratifica la "importancia" de la apuesta por este festival.

El Festival de este año, con un presupuesto de 1,1 millones de euros, se dedicará al 'Atlántico Negro', con la pretensión de unir a través de la música y el mar tres continentes (África, Europa y América). El programa comprenderá música para todos los públicos, con figuras como Pablo Milanés y Omara Portuondo; Marianne Faithfull, Maceo Parker; Eli 'Paperboy' reed & The true loves; y gran variedad de estilos.

El festival tendrá una fiesta inaugural y otra de clausura, a cargo de Ojos de Brujo. Además, se ofrecerán talleres, actividades infantiles o pasacalles. El festival continuará con la parte de cooperación internacional con África en Senegal y Casablanca.

Pirineos Sur se desarrollará en dos escenarios, Sallent de Gállego y el nuevo escenario flotante de Lanuza, que contará con capacidad para 4.500 personas, por lo que dará cobertura a todo el valle y ofrecerá "mejores servicios" al público asistente.