El artista Antonio López impartirá una Cátedra Extraordinaria en Albacete y realizará una escultura para la ciudad

ALBACETE, 10 (EUROPA PRESS) El artista castellano-manchego Antonio López, firmó hoy, con la alcaldesa de Albacete, Carmen Oliver, un convenio de colaboración por el que, junto a la Universidad Complutense, se va a instaurar en la Casa de la Cultura José Saramago la Cátedra Extraordinaria 'Ciudad de Albacete'. López retomará también un antiguo proyecto para la realización de una escultura para la ciudad. En rueda de prensa, López explicó que la idea de la Cátedra Extraordinaria ha sido posible porque "tengo un vínculo con esta ciudad muy importante" que comenzó en los años 80 cuando en la ciudad se programó una exposición del artista que por aquel entonces exponía en el extranjero. "A ello se une todo el amor que siento por lo manchego, que está en la sangre, en lo más profundo de mis sentimientos", agregó. De este modo, el vicedecano de la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense, Luis Mayo, y el propio Antonio López visitaron hace unos meses la Casa de la Cultura donde encontraron varias aulas "perfectas" para impartir este taller, que nace con vocación de continuidad porque "si estas iniciativas proliferaran, podrían convertirse en algo de una importancia equivalente a las facultades, incluso para los artistas de más importancia", comentó López. En este sentido, defendió que es en estos talleres, y no en la enseñanza reglada, es donde los jóvenes estudiantes se inspiran más. "En el arte no se puede convertir la enseñanza en algo rutinario, se hacen cosas extraordinarias y lo que es capaz de hacer una persona con sensibilidad sin la presión del estudio, en un espacio neutro, es impresionante", sentenció. Será el propio artista el que, basándose en los dosieres y trabajos aportados por los interesados, seleccione directamente a sus 25 alumnos. El curso se impartirá en la última semana de agosto. ESCULTURA De otro lado, el artista y la alcaldesa de Albacete firmaron otro convenio más por el que López se compromete a crear una escultura que se expondrá en un lugar de la ciudad. "Será la escultura de un hombre que anda y va a ser la primera obra que va a quedar en Castilla-La Mancha, entre la gente, como en la Antigua Grecia", manifestó. Finalmente, explicó que la escultura se elaborará en bronce y su tamaño estará entre los dos y los tres metros de altura.