"El Discóbolo" centra la muestra de la Grecia Antigua, con piezas del British, que inaugura la Reina

  • Alicante, 2 abr (EFE).- La Reina Sofía ha disfrutado de la contemplación de una de las obras cumbres del arte griego, "El discóbolo" de Mirón, escultura que ha calificado de "maravilla" y que se expone desde hoy y hasta el 13 de octubre en el Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ).

"El Discóbolo" centra la muestra de la Grecia Antigua, con piezas del British, que inaugura la Reina

"El Discóbolo" centra la muestra de la Grecia Antigua, con piezas del British, que inaugura la Reina

"El Discóbolo" centra la muestra de la Grecia Antigua, con piezas del British, que inauguró la Reina

"El Discóbolo" centra la muestra de la Grecia Antigua, con piezas del British, que inauguró la Reina

Alicante, 2 abr (EFE).- La Reina Sofía ha disfrutado de la contemplación de una de las obras cumbres del arte griego, "El discóbolo" de Mirón, escultura que ha calificado de "maravilla" y que se expone desde hoy y hasta el 13 de octubre en el Museo Arqueológico Provincial de Alicante (MARQ).

Doña Sofía ha inaugurado hoy la muestra "La Belleza del Cuerpo. Arte y Pensamiento en la Grecia Antigua", formada por 125 piezas cedidas temporalmente por el Museo Británico de Londres ("British Museum"), que suponen un compendio del arte y pensamiento helenísticos tomando como punto de partida su ideal de belleza.

Se trata de esculturas, cerámicas, terracotas, mármoles, bronces, monedas y escrituras de gran valor aunque eclipsadas por la celebérrima obra de Mirón, en su segundo viaje lejos de los muros del Museo Británico, tras exponerse en Shangai y Hong Kong en 2007 con motivo de los Juegos Olímpicos de Pekín.

El momento de mayor emoción del recorrido de la Reina ha sido al acercarse a "El discóbolo", una pieza de 700 kilogramos de mármol y 1,7 metros de altura colocada en solitario en una sala bajo una luz cálida y rodeada de oscuridad para apreciar mejor cada detalle.

Acompañada por los presidentes de la Generalitat, Francisco Camps, y del MARQ, José Joaquín Ripoll, entre otros, al llegar allí la Reina ha roto el protocolo y ha pedido sentarse en una de las gradas situadas para contemplar con calma la pieza, sobre la que los más cercanos han oído que exclamaba: "Una maravilla".

Durante cinco minutos, Doña Sofía se ha deleitado con "El discóbolo" y ha escuchando las explicaciones que le ofrecía en inglés el jefe de las colecciones de Grecia del Museo Británico, Ian Jenkins, en la que le ha indicado cómo cada músculo refleja la tensión del atleta.

Como estudiosa de la historia del arte y de la arqueología, se ha interesado por cada detalle y ha valorado lo acertado de su disposición en el MARQ ya que al estar en el centro de la sala y rodeada de gradas se puede ver desde cualquier punto de vista, lo que no ocurre normalmente en los museos.

El director técnico del MARQ, Manuel Olcina, ha agradecido a la Reina el "gesto" de sentarse y tomarse tiempo para disfrutar "El discóbolo", algo que también podrán hacer los más de 100.000 visitantes que se esperan en los próximos seis meses.

Precisamente, dichas gradas han sido colocadas para que quien quiera pueda "estar una hora" observando la pieza cumbre de Mirón o, incluso, para dibujarlo.

Olcina ha destacado que, "como buena conocedora del arte griego", Doña Sofía ha preguntado por la práctica totalidad de las obras expuestas y ha mantenido un "diálogo abierto y muy fructífero" con los comisarios, aportando "reflexiones sobre las piezas y sobre la cultura y filosofía griega".

Ha conocido todos los detalles de la "Afrodita de Paros", el ideal de belleza femenina para Jenkins; el "Éfebo de Critios", el "Doríforo" o "Portador de Lanza", la diosa "Demeter", el "Atleta de Westmacott", una figura de las isla Cícladas del tercer milenio a.C., un busto de Hércules, la cabeza de la diosa Hera o figuras de Niké y Zeus, entre otras.

Las piezas se han distribuido por bloques temáticos: "Ideal de Belleza", "Carácter y Realismo" y "Hacia el Olimpo".

La Reina se ha interesado especialmente por las esculturas que representaban a los filósofos, como una pequeña estatuilla de Sócrates, y a los estoicos o por Polícleto, así como por las escenas de la vida cotidiana.

Además, también ha visitado otra muestra paralela en el MARQ que, con el título "Huellas griegas en la Contestania Ibérica", reúne piezas halladas en la provincia de Alicante y relacionadas con el arte helenístico, entre ellas las esfinges de Agost, que se reúnen por primera vez en España desde su descubrimiento en 1893, cedidas por el Louvre y el Museo Arqueológico Nacional (MAN).