El escultor murciano Antonio Campillo Párraga falleció hoy a los 81 años

  • Murcia, 16 may (EFE).- Uno de los grandes escultores murcianos, Antonio Campillo Párraga, falleció hoy en Murcia a los 81 años, meses después de inaugurar el pasado 20 de enero una exposición antológica en la ciudad que fue clausurada el pasado 22 de marzo con gran éxito de público.

El escultor murciano Antonio Campillo Párraga falleció hoy a los 81 años

El escultor murciano Antonio Campillo Párraga falleció hoy a los 81 años

Murcia, 16 may (EFE).- Uno de los grandes escultores murcianos, Antonio Campillo Párraga, falleció hoy en Murcia a los 81 años, meses después de inaugurar el pasado 20 de enero una exposición antológica en la ciudad que fue clausurada el pasado 22 de marzo con gran éxito de público.

La capilla ardiente en homenaje al escultor murciano quedará instalada a última hora de la tarde en la iglesia museo San Juan de Dios de la ciudad de Murcia, informó en un comunicado la Comunidad Autónoma, que añade que tanto el presidente de la Comunidad, Ramón Luis Valcárcel, como el consejero de Cultura y Turismo, Pedro Alberto Cruz, han transmitido sus condolencias a la familia del escultor.

Su última exposición pudo verse en El Almudí con veintisiete esculturas, junto a varios dibujos y murales, en San Juan de Dios con parte de su obra religiosa, y en la sala El Martillo con retratos, dibujos y obras de pequeños formato.

Nacido en la Era Alta, Campillo Párraga inició su formación muy joven en la Escuela de Artes y Oficios de Murcia y en la Real Sociedad Económica de Amigos del País, y trabaja también en el taller de Juan González Moreno.

Prosigue sus estudios en la Academia de Bellas Artes de San Fernando (Madrid) y en Córdoba, donde trabaja como profesor de modelado de la Escuela de Artes y Oficios, tras lo que regresa a Madrid, donde reside desde hace varios años.

Obtiene el Premio Salzillo de Murcia en las ediciones 1953 y 1969. Es Hijo predilecto de la ciudad de Murcia, Medalla de Oro de la Región y Doctor Honoris Causa de por la Universidad de Murcia.

Trabaja en diversos materiales escultóricos, tiene predilección por el barro, realizando muchas figuras de escala reducida en este material.

Entre sus obras más conocidas destacan las dos figuras femeninas que decoran la fuente de la plaza de España de Madrid, así como personajes de la vida cotidiana como el caballista, ciclista y maternidad.