Un bajorrelieve de bronce inmortaliza la figura de Calvo Sotelo en Ribadeo

  • Ribadeo, 3 may (EFE).- Un bajorrelieve de bronce inmortaliza desde hoy la vinculación de fallecido ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo con la villa lucense de Ribadeo, donde disponía de una residencia y pasaba buena parte de estancias de descanso, y donde decidió ser enterrado.

Un bajorrelieve de bronce inmortaliza la figura de Calvo Sotelo en Ribadeo

Un bajorrelieve de bronce inmortaliza la figura de Calvo Sotelo en Ribadeo

Ribadeo, 3 may (EFE).- Un bajorrelieve de bronce inmortaliza desde hoy la vinculación de fallecido ex presidente del Gobierno Leopoldo Calvo Sotelo con la villa lucense de Ribadeo, donde disponía de una residencia y pasaba buena parte de estancias de descanso, y donde decidió ser enterrado.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, fue el encargado de descubrir esta mañana el monumento instalado en el puerto de Porcillán, desde el que Calvo-Sotelo salía a navegar casi a diario en sus reiteradas estancias en Ribadeo.

Con esta inauguración se puso fin a un fin de semana cargada de actos de homenaje de Ribadeo hacia quien era hijo adoptivo de esta localidad de la costa de Lugo y donde también disfrutaba del título de Marques de la Ría.

El acto contó, entre otros, con la presencia del presidente de la Diputación de Lugo, José Ramón Gómez Besteiro, el subdelegado del Gobierno, José Vázquez Portomeñe, el alcalde de Ribadeo, Fernando Suárez y otros dirigentes de la costa lucense y el occidente asturiano.

El presidente gallego resaltó el "amor" de Calvo Sotelo hacia esta tierra fronteriza con Asturias, en la que reposan sus restos mortales. Tampoco olvidó la amistad personal que tiene con su familia y en especial son su hijo Víctor, que sucedió al propio Feijóo como presidente de Correos y que realizó las funciones de portavoz de la familia.

"Que gran presidente si tuviese unas buenas circunstancias a su alrededor", apuntó el jefe del Ejecutivo gallego, que insistió en que no las tuvo y, "sin embargo, la impronta que deja lo convierte en una figura clave, nuestro héroe casi legendario de aquella democracia naciente".

Por su parte, el alcalde ribadense recordó a Calvo Sotelo como una persona que, excepto por las obligaciones de su cargo", "caminaba por las calles de la villa como un vecino más". "No nació aquí, tampoco hizo aquí su vida cotidiana, pero sí supo abrirse un hueco entreno nosotros", remarcó.

El presidente de la Diputación, participó de la misma idea que el alcalde ribadense, para remarcar que Calvo Sotelo "fue siempre el mejor embajador de Ribadeo, de la comarca de la Mariña y de la provincia de Lugo por el mundo".

Después intervino Víctor Cavo-Sotelo, que agradeció las aportaciones económicas realizadas por los vecinos de Ribadeo, por amigos de la familia e incluso instituciones para costear el bajorrelieve que recuerda a su padre en el puerto de Porceillán.

Víctor Calvo-Sotelo incidió en el amor que su progenitor sentía por la ría por la que navegaba de forma habitual "en su Guanín", un amor, que , dijo, "inculcó también a sus hijos y nietos".