Una controvertida obra de arte, retirada de la sede de la UE

BRUSELAS (Reuters) - Unos operarios desmantelaron el lunes una enorme escultura que se burlaba de los miembros de la Unión Europea, después de que su creador, un artista checo, demandara que fuera retirada de la sede de la UE.

La escultura "Entropa" de 16 metros de altura retrata a Bulgaria como un retrete de suelo, Italia con como un campo de fútbol en el que los jugadores parece que se están masturbando, España es una gran mancha de cemento y Holanda está totalmente inundada, y sólo sobresalen unos pocos minaretes.

La obra causó indignación cuando fue presentada en enero, pero ha atraído a muchos visitantes a su ubicación, en la entrada de un edificio de la UE que a menudo se utiliza para las cumbres.

Debía permanecer expuesta en Bruselas hasta que finalice la presidencia semestral checa de la UE en junio.

Pero el artista, David Cerny, dijo que ya no quería ser asociado con la República Checa porque su nuevo Gobierno incorpora a ex comunistas.

Cerny originalmente dijo a su Gobierno que las partes de la escultura habían sido realizadas por artistas de todos los estados miembros. Luego reveló que lo había hecho todo él junto a dos amigos.

En la obra Rumanía aparece retratado como un parque temático de Drácula, Francia con el letrero "en huelga" y Reino Unido, uno de los miembros más escépticos de los Veintisiete, completamente desaparecido. Está previsto que sea expuesto en una galería en Praga y después puesto en venta.