Una exposición con esculturas a base de olivo y roble ocupa desde hoy el Centro Cultural Alcazaba en Mérida

MÉRIDA, 3 (EUROPA PRESS)

La exposición escultórica y pictórica 'La alteridad republicana' del artista vasco Gotzon Etxeberría estará desde hoy y hasta finales de abril en el Centro Cultural Alcazaba de Mérida para mostrar, a base de madera de olivo y roble, carboncillo y plumilla, formas de animales, huesos, cuerpos retorcidos, formas imprevistas y órganos, entre otras.

Esta utilización de la madera de olivo y roble como materiales escultóricos, surge de la pretensión del autor de recuperar y regenerar esa materia.

Así lo explicó Gotzon Etxeberría en declaraciones a los medios donde indicó que, cuando realiza una de sus obras se siente como un médico en un quirófano al que llega un cuerpo que ha sufrido un trauma y entonces "entro a recuperarlo". Al respecto, añadió que el propio cuerpo y él mantiene una relación, hablan e incluso discuten.

Con estas obras, el artista pretende reflejar el paso del tiempo en esos materiales, así como las cicatrices que ese paso del tiempo deja en las personas. Pero, además, Etxeberría busca que se genere esa relación "íntima" antes mencionada entre la obra y el espectador, es decir, que el asistente "se acerque", que "intente dialogar" con la figura o que "la acaricie".

Por otro lado, Gotzon Etxeberría señaló que Mérida es la primera ciudad de Extremadura donde está la exposición, la cual viajará hasta la Diputación de Badajoz a mediados de mayo. Asimismo, explicó que eligió la capital extremeña para mostrar su obra por ser un lugar donde hay olivos, y además, porque ha encontrado gente que le ha "abierto la casa".

El periodista, escritor y amigo del autor, Rodolfo Serrano, también agradeció al artista que contara con él para escribir la presentación que aparece en el catálogo de la obra, unas palabras en las que cuenta las circunstancias en las que conoció al autor y lo que significa para él su trabajo, "esta manera de buscar en el olivo, en la madera, en el mineral". Serrano afirmó que Gotzon ha despertado el "alma del hombre" que está en las cosas.

Rodolfo Serrano describe la obra de Gotzon en su presentación como un "artefacto moral" que contempla al tiempo desde su interior: más aún, su obra contiene un tiempo ético, una moral que está más allá del Ser (...) Su obra siempre se encamina a la pregunta referida a la ética y hace el encuentro con el Otro: busca, muestra la relación con el ser y la responsabilidad hacia el otro.

Finalmente, el delegado de Cultura, Julio César Fuster, añadió que durante los próximos días, Mérida "va a emocionarse" con una exposición que aunque sea de "quietud, expresa un movimiento importante".