Vecinos de Morata de Tajuña realizan los últimos ensayos de la Pasión de Cristo que representan en Jueves Santo

MORATA DE TAJUÑA (MADRID), 09 (EUROPA PRESS)

La compañía de teatro Talía ultima los detalles de la representación de la Pasión de Cristo en Morata de Tajuña que hoy, como cada Jueves Santo, interpreta en las calles de esta localidad madrileña.

Se trata de la vigésimo tercera edición de esta obra, que fue bendicida por Su Santidad el Papa hace 15 años. Según señaló a Europa Press el director de la compañía, Fernando Villalaín, la representación es "muy teatral". Sin embargo, también indicó que intentan hacerla "de la manera más fidedigna posible".

En la obra actúan unas 350 personas, todos ellos actores aficionados y vecinos de este pueblo de 5.000 habitantes de la Comunidad de Madrid. El director de Talía aseguró que "no hay ni una sola casa en toda Morata que no esté involucrada".

Entre ellos se encuentra Fernando Mora, el actor que encarna a Jesucristo. Curiosamente, es hijo de José, el carpintero del pueblo. La cruz con las que será crucificado en la escena está hecha por él mismo. Fernando admitió que se encuentra muy metido en el papel, ya que lleva todo el año dejándose el pelo largo sólo para el día de la representación. "Aunque se hace con gusto", apostilló.

La madre de Fernando en escena, la Virgen María, se llama Almudena. Para ella se trata de "una experiencia muy sentimental". "Se vive con más devoción que otra cosa. Si tienes fe, lo vives de otra manera", añadió.

La Pasión de Morata de Tajuña se representa en diez escenarios, repartidos en un recorrido de unos tres kilómetros. El grupo de teatro prevé que hoy unas 20.000 personas acudan a ver el espectáculo el Jueves Santo.