Zaragoza.- La restauración del retablo de La Almunia comenzará en breve y estará concluida a finales de año

LA ALMUNIA (ZARAGOZA), 11 (EUROPA PRESS)

Los trabajos de restauración en el retablo de La Almunia de doña Godina comenzarán en breve, una vez que el Ayuntamiento, a través de un comité de expertos, opté por una de las tres empresas que se ha presentado para llevar a cabo esta obras y concluir los trabajos a finales de año.

El retablo de La Almunia de doña Godina es una magnífica obra de Jusepe Martínez y para su rehabilitación se cuenta con presupuesto que alcanza los 200.000 euros y que ha sido posible gracias a la firma de un convenio entre el Ayuntamiento almuniense, la Diputación de Zaragoza (DPZ) y la Diócesis de Zaragoza.

El vicepresidente de la DPZ y Teniente Alcalde del Ayuntamiento de la Almunia, José Antonio Acero, ha señalado que "es prioritario restaurar este retablo debido a su importancia histórico artística ya que se encuentra en un edificio catalogado como BIC (Bien de Interés Cultural). A este se suma la importancia del mismo debido a su autoría y a la cuestión simbólica para los vecinos de La Almunia".

En este sentido ha indicado que ya se han acabado los trabajos de restauración de los tres lienzos del Ático, el de Santa Lucía, San Juan Bautista y Santa Pantaria, y en el central, que corresponde a Nuestra Señora de la Asunción.

José Antonio Acero ha explicado que "estamos dando los pasos finales para pode ver el retablo en todo su esplendor y esperamos que eso sea a finales de año", ya que una vez adjudicada la obra, se procederá a su restauración completa.

El retablo es obra de Jusepe Martínez, quien junto a Vicente Berdusán es uno de los grandes en este arte. Acero ha indicado que los trabajos permitirán recuperar los lienzos, la mazonería y la armadura, de gran belleza, de forma que esta obra que se llevó a cabo entre 1645 y 1666 exhiba toda su grandeza.

El retablo mayor de la iglesia parroquial de La Almunia de Doña Godina responde al tipo de retablo que denominamos protobarroco y que se desarrollaron en Aragón a partir de 1640, siendo sus precedentes más directos el retablo de la capilla de los Santos Reyes de la Catedral de Teruel y especialmente el de la capilla de Nuestra Señora La Blanca de La Seo.

En su estructura, consta de un alto sotabanco, banco, cuerpo principal y cuerpo superior o ático, con calle central y laterales. El sotabanco presenta cuatro grandes pedestales, que soportan la estructura de la obra, y cuyo frente está labrado con el escudo de la villa de La Almunia . Sobre ellos se disponen los pedestales, cuyo frente y laterales están decorados con pequeños lienzos de santos, igual que la parte central. El actual sagrario es una obra neobarroca del siglo XX.

El cuerpo principal presenta tres calles, destacando la estatua de Santa Pantaria, obra de gran calidad artística. El cuerpo superior también es tripartito y en la parte que hace de remate hay un gran lienzo de Santa Pantaria.

Una de las grandes novedades de esta pieza de arte es que fue uno de los primeros que incorporó la columna salomónica a su arquitectura, lo que era indicativo de la introducción de elementos formales barrocos.