(AMPLIACIÓN) LA POLICÍA DESMANTELA UN “ENTRAMADO” DE ARTISTAS Y PROGRAMADORES DE TELEVISIÓN QUE ESTAFABA CON LOS DERECHOS DE AUTOR

MADRID|
La Policía Nacional está desarrollando este martes una operación contra un “entramado” de artistas y programadores de televisión que estaban confabulados para cobrar derechos de autor de forma irregular.Según informó la Policía, en el marco de esta operación se están realizando detenciones y registros en varias provincias españolas, entre ellos el de la sede en Madrid de la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE).La investigación ha desarticulado un “entramado” que creaba “música de baja calidad y registraba falsos arreglos en obras musicales de dominio público” para emitirlas en programas nocturnos de televisión.Los acusados hacían esto en connivencia con algunos responsables de programación de televisiones, algo con lo que conseguían generar un enriquecimiento injusto a través del pago de derechos de propiedad intelectual realizado por la SGAE en sus liquidaciones.OBRAN “FALSAS”Los implicados formalizaban contratos de cesión de derechos con intermediarios de varias cadenas de televisión perjudicando gravemente al resto de autores.Esta cesión de derechos de obras musicales "falsas" y de baja calidad a las cadenas de televisión en las diferentes modalidades convertía a las televisiones en titulares de derechos de propiedad intelectual de las obras que les son cedidas. Esto generaba un beneficio económico, -denominado "retorno"-, en función de los minutos y franjas horarias en las que son emitidas en sus programaciones y que es abonado por la SGAE en sus liquidaciones semestrales.La Policía destacó que esta situación está generando “que haya un grupo de autores y editoriales que se están enriqueciendo de manera injusta, entre los que se encuentran determinadas televisiones, debido a la formalización de tales contratos de cesión de derechos con los intermediarios de las cadenas de televisión y sus editoriales”. MUSICA “INAUDIBLE”Según los investigadores “esta práctica perjudica gravemente al resto de autores, ya que no pueden acceder a emitir su música sin prestarse a la cesión de derechos de sus obras”.En este sentido, la investigación ha permitido conocer que determinadas televisiones, para maximizar las ganancias que pueden obtener en concepto de "retorno" por parte de la SGAE, estaban extendiendo la programación de la música de la cual adquieren los derechos como contraprestación de su emisión a otras franjas horarias del denominado ‘prime time’.Las cadenas investigadas hacían esto bajo la fórmula de lo que se viene a denominar "música inaudible", que es la emisión de tales obras como un fondo musical que no es percibido por el oído del televidente en ningún momento, si bien es declarado como música emitida para generar derechos de autor.