Ben-Hur vuelve a la arena del Circo Máximo

  • Londres, 11 may (EFE).- Ben-Hur, el príncipe judío inmortalizado en 1959 por Charlton Heston en la famosa carrera de cuadrigas de la legendaria película homónima, regresa a la arena del Circo Máximo en una espectacular producción teatral que dará la vuelta a Europa y viajará a América el próximo año.

Ben-Hur vuelve a la arena del Circo Máximo

Ben-Hur vuelve a la arena del Circo Máximo

Londres, 11 may (EFE).- Ben-Hur, el príncipe judío inmortalizado en 1959 por Charlton Heston en la famosa carrera de cuadrigas de la legendaria película homónima, regresa a la arena del Circo Máximo en una espectacular producción teatral que dará la vuelta a Europa y viajará a América el próximo año.

La obra, titulada "Ben Hur Live", pondrá en escena dramáticas carreras de cuadrigas, tensas peleas de gladiadores y aparatosas batallas de galeras con un fin: relatar la historia del mítico noble judío, en la que se mezclan amor, venganza, fe y redención.

Además, el montaje combina "la fuerza de los conciertos de rock, la energía de los musicales de Broadway, la calidad del teatro y la magia de los grandes clásicos de Hollywood", según el productor alemán Franz Abraham, que presentó hoy la función en el O2 Arena de Londres, donde se estrenará el próximo 15 de septiembre.

Al igual que el célebre filme de Hollywood, dirigido por William Wyler y considerado una auténtica apoteosis del cine épico histórico, esta versión se basa en la novela "Ben-Hur. Una historia de los tiempos de Cristo", de Lewis Wallace (1880), si bien guarda más fidelidad al libro.

La trama, conviene recordar, gira en torno a las peripecias del aristócrata judío Judá Ben-Hur, contemporáneo de Jesucristo, que sufre la traición de Messala, un romano amigo de la niñez, en Judea (zona de Israel bajo dominio del Imperio Romano).

El "show" arroja cifras abrumadoras, pues la leyenda cobra vida de la mano de 400 actores vestidos con 1.200 atuendos, 100 animales (entre ellos caballos, burros, halcones, águilas y buitres) y cinco cuadrigas.

Por si fuera poco, los equinos tirados por los aurigas trotarán sobre las 400 toneladas de arena que cubrirán el Circo Máximo, en proceso de construcción y cuyo diseño de 360 grados da al espectador gran proximidad a un escenario de 2.500 metros cuadrados.

Con estos datos en mente, el director de la obra, Philip McKinley, no dudó hoy en describir el montaje como "un desafío increíble" en el que prima la acción sobre los diálogos, que serán en latín y en arameo (idiomas de la época en Judea), si bien el narrador hablará la lengua del país donde se escenifique el espectáculo.

No cabe duda de que el momento cumbre del espectáculo es la carrera de cuadrigas que enfrenta a Ben-Hur y Messala, quien sale derrotado por su antiguo amigo tras caer del carro y ser atropellado.

La recreación de esa escena en la película (primera que ganó once Óscar de Hollywood), protagonizada por Charlton Heston (Ben-Hur) y Stephen Boyd (Messala), ha quedado en la retina de la memoria colectiva como una de las más famosas de la historia del celuloide.

"Es un tipo de carrera muy precaria y peligrosa", admitió el neoyorquino McKinley, director de éxitos de Broadway como "The Boy from Oz".

Abraham, por su parte, precisó que las cuadrigas, arrastradas por caballos andaluces blancos y negros traídos desde España, competirán a una velocidad de 55 kilómetros por hora en un recorrido de 180 metros.

Sebastian Thrun, el actor alemán que encarnará a Ben-Hur, subrayó hoy el reto interpretativo que tiene por delante, al destacar que ha visionado hasta "siete veces" el filme de Wyler, que dura 212 minutos, frente a los 105 minutos de "Ben Hur Live".

La banda sonora de tan ambiciosa producción emana del talento de Stewart Copeland, miembro fundador y batería de "The Police", que ha compuesto dos horas de música que integran el "poder del rock" con sonidos "étnicos y sinfónicos".

Tras su estreno en el O2Arena, "Ben Hur Live" iniciará una gira por Europa que recalará en Barcelona (25 y 27 de diciembre en el Palau Sant Jordi) y en Madrid (1 y 3 de enero de 2009 en el Palacio de los Deportes).

El próximo año, el espectáculo también saldrá del Viejo Continente y visitará ciudades como Nueva York, Buenos Aires y Sao Paulo (Brasil).

La fecha más especial de la gira quizás sea el 11 de julio de 2010, cuando Ben-Hur y Messala se batirán sobre la arena del verdadero Circo Máximo de Roma (recreado en la película y la obra teatral), donde las masas volverán a vibrar como hace dos mil años.